Aguirre empieza a elevar el tono contra sus diputados imputados en Gürtel

Aguirre empieza a elevar el tono contra sus diputados imputados en Gürtel
. Agencia EFE

Por primera vez en seis meses, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reclamado hoy con rotundidad ante el pleno de la Asamblea que los tres diputados de esta Cámara imputados en el caso Gürtel -Alberto López Viejo, Benjamín Martín y Alfonso Bosch- «abandonen su escaño».

Los parlamentarios regionales del PP, cada vez más incómodos con la compañía cada jueves de los tres presuntos corruptos en el hemiciclo, han acogido con aplausos la petición.

Según fuentes del grupo, los diputados populares consideran relevante, no sólo que Aguirre les haya pedido con más claridad que otras veces sus actas, sino que lo haya hecho ante el pleno de la Cámara.

Hasta ahora, su posición era que el acta de diputado es personal y que ella no podía hacer nada al respecto.

«Yo les pido a esos diputados ahora mismo que dejen su escaño. Ya se lo pedí y se lo pido ahora delante de todas sus señorías ¡claro que se lo pido!», ha afirmado hoy la presidenta.

Aguirre ha contestado así a la oposición, que desde que se levantara la semana pasada el secreto del sumario se ha volcado en llamar la atención sobre la «cara dura» y la «desvergüenza» con la que Benjamín Martín y Alfonso Bosch se presentaron en la sesión del pasado jueves para votar con el PP a favor del endurecimiento de las penas para los menores que cometen delitos graves.

Gregorio Gordo le ha dicho hoy a Aguirre que esos diputados «deshonran este Parlamento» y que había que echarles.

«Estoy absolutamente de acuerdo con usted», le ha respondido Aguirre, tras lo cual le ha advertido de que eso no significa que admita «lecciones de asumir responsabilidades de quienes no asumen jamás las suyas».

También la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, ha exigido a Aguirre que «impida» a los tres diputados mantener su acta: «¡usted los trajo aquí y usted los tiene que sacar de aquí», ha espetado a la presidenta.

A raíz del levantamiento del sumario, el PSOE e IU han centrado el pleno de hoy en el caso Gürtel y han introducido en su habitual discurso la exigencia a Aguirre de medidas para «resarcir a la sociedad madrileña del expolio del erario publico» perpetrado supuestamente por la trama de Francisco Correa.

«Quiero saber que va a hacer para restituir el dinero de los ciudadanos madrileños que han volado de las arcas públicas, señora Aguirre. ¿Qué va a hacer para que esos 530 millones de las antiguas pesetas vuelvan al presupuesta publico de los madrileños?», le ha preguntado la portavoz socialista.

Ante esto, Aguirre ha mantenido que ella y su equipo ya han «asumido las responsabilidades» que les correspondía por el caso Gürtel, «apartando de sus puestos en el Gobierno, en el grupo parlamentario y en el partido a todas las personas implicadas y colaborando con la Justicia, enviando al señor juez toda la información que le interesó».

Además, ha reiterado que en los 67.000 folios que componen todo el sumario su nombre «no aparece si no es para estar enfrentada a todos los de la presunta trama».

En el pleno de hoy, el PSOE también ha dirigido sus dardos al vicepresidente regional, Ignacio González, al que considera «corresponsable del escándalo, el lodazal y la cloaca de corrupción», y al consejero y secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, que ha optado por desviar el debate hacia el «acto ignominioso» celebrado en la Universidad Complutense en apoyo al juez Garzón.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído