El PP urge al Gobierno a presentar un modelo de financiación local antes de junio

El PP urge al Gobierno a presentar un modelo de financiación local antes de junio
. Agencia EFE

El PP ha urgido hoy al Gobierno a presentar antes de junio en el Congreso un nuevo modelo de financiación local que permita a los ayuntamientos superar su «terrible» situación económica, ya que, de lo contrario, no apoyará la Ley de Gobierno Local que prepara el Ejecutivo.

Así lo han acordado cargos municipales del PP, convocados por la dirección del partido y el grupo parlamentario del Congreso para exigir un nuevo sistema de financiación después de que el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) acordaran posponer a 2011 el acuerdo en esta materia.

Se trata de un asunto de Estado, ha dicho el vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, ante unos 200 cargos locales que han dado su visto bueno a un manifiesto que recoge el contenido de la moción aprobada en la Cámara Baja hace dos semanas, por la que se instaba al Gobierno a presentar su propuesta en el actual periodo de sesiones.

Mientras esto se produce, Arenas ha instado a ayuntamientos y diputaciones provinciales a presentar en sus respectivos plenos mociones que urjan al cumplimiento de la iniciativa parlamentaria.

Después de «treinta años de paciencia», ha llegado el momento de atender las reivindicaciones municipalistas, ha dicho Arenas antes de recordar que José Luis Rodríguez Zapatero prometió que ésta sería la Legislatura de los ayuntamientos, pero al final ha sido «la de la quiebra» de las corporaciones locales.

Todo ello por el interés de Zapatero de «mantener su sillón» con el respaldo de ERC y haber incumplido su compromiso de acordar la financiación local de forma simultánea a la autonómica

Arenas ha justificado la celebración de este acto «histórico» porque el órgano que debería defender los intereses locales, la FEMP, es una entidad «completamente muerta» e «inútil», por lo que ha anunciado que cuando el PP gane las elecciones se planteará «muy en serio» qué hacer con ella.

Pese a que el PP mostrará «todo el talante del mundo» y no se negará al diálogo, el presidente de los populares andaluces ha dejado claro que su partido no pactará nada de la futura ley de Gobierno Local «si previamente no se resuelve la financiación». «Lo contrario es engañar a los ciudadanos», ha apostillado.

Las palabras de Arenas han cerrado un cónclave al que han acudido casi 200 cargos municipales del PP, entre ellos los alcaldes de Madrid, Valencia, Málaga, Granada, Cádiz, Burgos o Santander, así como figuras relevantes del mundo local dentro del partido, como la concejala madrileña Ana Botella o el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar.

También ha estado presente el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, suspendido de militancia en el partido por las críticas que dirigió al Gobierno de Esperanza Aguirre.

Acompañados por la portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, y por dirigentes como Esteban González Pons, los cargos municipales del partido han posado para una multitudinaria foto de familia en el patio del Congreso, previamente a la celebración del acto.

Tras éste, una delegación compuesta por Rita Barberá, Alberto Ruiz-Gallardón, Fernando Martínez Maillo, portavoz de los populares en la FEMP, y el dirigente Juan Manuel Moreno, se han reunido con el presidente de la Cámara, José Bono.

A él han entregado las dos propuestas de ley cuyo contenido ha dado a conocer hoy el PP, ambas destinadas a favorecer la puesta en marcha de un nuevo modelo de financiación local.

Lo más importante de las dos iniciativas lo ha resumido el Partido Popular en una declaración leída ante los asistentes por la regidora de Cádiz, Teófila Martínez.

La formación de Mariano Rajoy quiere que el nuevo sistema entre en vigor el 1 de enero de 2011 y que, si tal plazo no es viable, el Gobierno desarrolle un fondo suplementario que garantice la supervivencia económica de los ayuntamientos a lo largo del año que viene.

Igualmente ha pedido al Ejecutivo que aplace a 2012 el pago de lo que adeudan los consistorios por su participación en los ingresos del Estado, así como que elimine de sus planes la subida del IVA.

Sáenz de Santamaría ha prometido que el grupo del PP en el Congreso dará cauce a cuantas iniciativas sean necesarias para aliviar la situación financiera de los ayuntamientos, que todos los intervinientes han considerado «la peor de la historia» de la democracia.

Como la alcaldesa valenciana, Rita Barberá, para quien el Gobierno, por si fuera poco, no dará soluciones, o el regidor madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, defensor hoy de la austeridad de los ayuntamientos y de su política fiscal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído