Recorte gasto. Castro pide al PP que no «juegue con la crisis» por un «puñado de votos»

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, no logró hoy sacar adelante una valoración conjunta de la Ejecutiva sobre el decreto de recorte del gasto del Gobierno y acabó pidiendo al PP que «no juege con la crisis» para lograr «un puñado de votos» que le permitan llegar a La Moncloa.

Castro tuvo que lidiar hoy con el descontento de todos los partidos con representación en la FEMP e incluso pudo constatar la decepción en las filas del municipalismo socialista. En rueda de prensa posterior a la reunión, reconoció que no había sido consultado por el Ejecutivo sobre la prohibición de endeudarse a los ayuntamientos y consideró una «corrección» el aplazamiento de esta medida en 2010.

Personalmente valoró como positiva esa moratoria, aunque explicó que todos los miembros de la Ejecutiva de la FEMP le han encargado que trabaje para evitar que la prohibición de endeudarse se haga efectiva el año próximo.

Castro se reafirmó en que el Gobierno debe tomar «decisiones valientes» aunque sean «duras» y pidió expresamente al PP que demuestre «sentido de Estado», ponga como objetivo prioritario la salida de la crisis y no hipoteque el futuro «por un puñado de votos. No se puede jugar con la crisis para llegar a La Moncloa», advirtió el presidente de la FEMP.

Castro insistió en que tras la «corrección» del Ejecutivo ningún ayuntamiento tendrá impedimentos para desarrollar su presupuestos y mantener obras y servicios.

El máximo representantes del municipalismo español se comprometió a trabajar «con fuerza» para mantener esta situación en 2011, aunque advirtió a las corporaciones que no se puede reclamar condición de Estado para unas cosas y negarla cuando hay que afrontar recortes.

En ese sentido, instó a que las administraciones central, autonómica y municipal se sienten a una misma mesa para decidir «qué parte de la solución podemos asumir» y hacerlo con una visión «global» que propicie la salida de la crisis.

BAJADA DE SUELDO

El único acuerdo palpable que adoptó la Ejecutiva de FEMP en su reunión de hoy fue el de rebaja de los sueldos de los responsables muncipales, en la misma cuantía que se aplicará a los funcionarios.

La resolución, adoptada por unanimidad, se trasladará a todas las corporaciones locales esta misma tarde y tiene la fuerza que le da el hecho de haber sido aprobada por todos los partidos.

La reducción será proporcional a la cuantía del salario y será de un 0,25% para los sueldos de 6.500 euros anuales, y del 15% para aquellos que ganen entre 81.000 y 90.000 euros al año, un salario equivalente al que reciben los ministros y el presidente del Gobierno.

Los responsables municipales que cobren entre 73.000 y 81.000 euros cobrarán un 10% menos en la nómina de junio. Los que ganen entre 64.000 y 73.000 euros, ganarán un 9% menos, y así progresivamente hasta alcanzar a los salarios más bajos. Las nónimas quedarán congeladas en 2011.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído