Saura reconoce que las discrepancias «no gustan» a la ciudadanía

El consejero de Interior, Joan Saura, ha reconocido esta mañana que las discrepancias entre los grupos políticos al crear la polémica sobre si la manifestación debe ir encabezada por una pancarta con un lema o por una ‘senyera’ «no gusta a la ciudadanía».

El consejero lo ha dicho en la presentación del Plan Estratégico de Seguridad Vial, sin querer dar datos del dispositivo de seguridad diseñado para la manifestación del sábado encabeza por Omnium y centenares de entidades.

A preguntas de los periodistas sobre si las divergencias políticas desmovilizaban a la sociedad civil, ha insistido en que si bien no desmoviliza, «lo que es evidente es que no gusta».

Por este motivo, el consejero ha apuntado a la necesidad de llegar a un acuerdo mañana, para pedir el consenso de todos los grupos, ya que «esta desunión y esta discrepancia» afecta a la gente, que no lo aprueba, porque «lo que la sociedad pretende es defender el Estatut».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído