El 30 de julio está decretada su clausura

La cultura oresana pierde uno de sus puntales con el cierre del Ateneo

El abandono y el olvido son los responsables de este desenlace

El Ateneo de Orense vive actualmente una etapa de incertidumbre en la que se enfrenta a un futuro en el que se cuestiona su supervivencia

Hasta el año 2005, la Xunta se hacía cargo de los gastos de alquiler del local que albergaba el Ateneo de Orense en uno de los edificios más emblemáticos del centro de la ciudad. A partir de ese momento nadie quiso saber nada del mantenimiento de un lugar que evoca al templo de Minerva (diosa de la Sabiduría) en la Antigua Grecia.

Los últimos cuatro años, en el Ateneo se han sucedido el polvo y el olvido mientras despistados estudiantes encontraban un lugar tranquilo donde preparar los exámenes. La actividad cultural de este centro era nula hasta unos meses. Esto lo ha hecho languidecer hasta que un resolución judicial decreta su cierre para el 30 de julio de 2010.

De forma agónica ha surgido un movimiento capitaneado, entre otras, por la Fundación Cum Laude con el fin de evitar el cierre. Este asociación lleva meses tratando de revitalizar el lugar con la organización de diversos actos culturales.

Existe una vía de salvación para el Ateneo si, desde diversas instituciones locales orensanas, se hacen cargo del alquiler que deberán reportar a los dueños del edificio.

Desde el Ateneo están pidiendo a la ciudad que se manifieste públicamente en apoyo de un local que siempre estuvo abierto a todos los ciudadanos con el siguiente texto:

«Tras casi medio siglo de vida como Sociedad dedicada a la difusión y promoción de la cultura, el Ateneo de Orense vive actualmente una etapa de incertidumbre en la que se enfrenta a un futuro en el que se cuestiona su supervivencia.»

En el caso de que se decrete este cierre, desde asociaciones como la mencionada Fundación Cum Laude buscarían una nueva ubicación para el Ateneo.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído