CiU y PPC culpan a Montilla de ahondar la brecha Cataluña-España

CiU y PPC culpan a Montilla de ahondar la brecha Cataluña-España
El presidente catalán, José Montilla. EFE/Archivo

CiU y PPC han coincidido hoy en acusar al socialista José Montilla de haber ahondado durante su mandato la brecha entre Cataluña y España, después de que ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, avalase al presidente como uno de los pilares de la convivencia entre territorios.

Tras reunirse la dirección de CiU, el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha replicado a Rodríguez Zapatero que la realidad le «desmiente», ya que durante los siete años de gobierno tripartito, especialmente los últimos cuatro con Montilla en la presidencia de la Generalitat, las relaciones Cataluña-España han tocado fondo.

«Ha sido durante el mandato de Montilla cuando peor han ido las cosas. Ha sido el periodo de mayor desafección de Cataluña hacia España. Montilla no es ninguna garantía de futuro», ha remarcado.

En parecidos términos se ha expresado la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, que ha culpado a Montilla de haber alejado a Cataluña del resto de España durante su mandato.

Sánchez-Camacho, que hoy lucía un pin con las banderas catalana y española, ha argumentado que Montilla se ha dedicado a «cuestionar la relación entre Cataluña y España» durante el debate del Estatut y y ha dado «alas al independentismo».

Por su parte, Montilla, tras protagonizar ayer junto a Rodríguez Zapatero la tradicional Fiesta de la Rosa del PSC, en la Pineda de Gavà (Barcelona), ha afirmado que un gobierno de CiU podría conducir a Cataluña por vías que «no están dentro del Estado de Derecho ni del Estatut» y que causarían más «lío» y «crispación» con España.

Las afirmaciones de Montilla han tenido inmediata respuesta por parte de Duran, que ha advertido de que Montilla sólo puede aspirar a repetir como presidente de la Generalitat si cuenta con el apoyo de los «independentistas» de ERC.

Desde las filas socialistas, la secretaria del Govern, Laia Bonet, ha acusado al presidente de CiU, Artur Mas, de «preferir» a Mariano Rajoy en La Moncloa, mientras que la portavoz adjunta del PSC en el Parlament, Rocío Martínez-Sempere, ha criticado a CiU por no definirse sobre ningún tema y no hacer una campaña «propositiva».

El secretario general de ERC, Joan Ridao, ha ironizado por su parte sobre el compromiso expresado ayer por Rodríguez Zapatero de seguir desplegando el Estatut: «Tiene menos credibilidad que un chimpancé haciendo misa», ha comentado.

En la misma línea que CiU y PPC, el presidente de Ciutadans (C’s), Albert Rivera, ha acusado a Rodríguez-Zapatero y a Montilla de incentivar la división entre España y Cataluña al gobernar con ERC.

Otro de los asuntos que han centrado hoy el debate político es la polémica en torno a las expulsiones de gitanos rumanos dictadas por las autoridades francesas, que de la mano del PP se han convertido en tema de discusión de la precampaña de las elecciones del 28 de noviembre.

El PPC ha prometido que, si es decisivo para formar Govern, impedirá que los inmigrantes gocen de derechos adicionales y creará dentro del ejecutivo un departamento sobre inmigración.

Montilla ha advertido al PP de que «se equivoca tratando de mezclar» el hecho de «perseguir a los delincuentes con perseguir a los diferentes», mientras que Duran también se ha desmarcado de los populares y ha responsabilizado a los sucesivos gobiernos de PP y PSOE de que en España la tasa de inmigración irregular sea «muy superior» a la de otros países del entorno europeo.

La portavoz de ICV en el Parlament, Dolors Camats, ha anunciado hoy que su formación ha presentado en el Congreso una pregunta que obligará al presidente del Gobierno a posicionarse sobre las expulsiones de gitanos rumanos en Francia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído