Ayuntamiento de Madrid y sindicatos llegan a un acuerdo de servicios mínimos para la capital

El Ayuntamiento de Madrid y los sindicatos UGT y CC.OO. han llegado a un acuerdo para fijar los servicios mínimos que deberán cumplirse en los diferentes servicios dependientes del Gobierno municipal de cara a la huelga general convocada para el próximo miércoles, 29 de septiembre.

Tras reunirse el delegado de Hacienda de Madrid, Juan Bravo, con el secretario de Política Institucional de CC.OO. de Madrid, Jaime Cedrún, y su homólogo de UGT, Carmelo Ruiz de la Hermosa, ambas partes han alcanzado un acuerdo que se basa en mantener unos servicios similares a los de un día festivo.

Así, servicios como el de Bomberos, el Samur o la Funeraria funcionarán al cien por ciento, mientras que otros organismos dependientes del Consistorio como Mercamadrid o Valdemingómez contarán con la plantilla mínima indispensable (aproximadamente el 25 por ciento) para que no se produzcan perjuicios a la ciudadanía o a los productos con los que trabajan.

Por su parte, los centros de acogida e inserción de personas mayores permanecerán abiertos con un 50 por ciento de la plantilla, mientras el servicio de teleasistencia o la recogida de basuras se mantendrán al cien por ciento. Por su parte, en las oficinas municipales no se han establecido mínimos, para permitir a los trabajadores ejercitar su derecho a la huelga si así lo desean.

En cuanto a los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) deberán atenerse a los servicios fijados por la Comunidad de Madrid, lo mismo que el Metro.

En cualquier caso, las centrales sindicales han explicado en declaraciones a los medios a la salida de la reunión que mañana, martes 28 de septiembre, darán información más exhaustiva sobre los detalles del acuerdo.

VALORACION POSITIVA

Ante este acuerdo, que es «mucho más completo» que el alcanzado el pasado 8 de junio en palabras de Cedrún, todas las partes han manifestado su satisfacción por el clima de «lealtad» y «voluntad» por llegar a consensos.

Así, Bravo ha subrayado que «estos servicios mínimos garantizan los servicios esenciales a la ciudad y, al mismo tiempo, garantiza un pleno derecho de los trabajadores a la huelga si así lo quieren ejercer».

«Creo que ha habido lealtad por todas las partes a la hora de negociar. Quiero agradecer la disposición al acuerdo de CC.OO. y UGT, y creo que de cara al próximo día 29 lo importante es que los trabajadores que quieran ejercer el derecho a huelga lo puedan hacer y los que quieran recibir de la Administración los servicios esenciales y básicos también lo puedan hacer. Ese equilibrio creo que lo hemos alcanzado», ha apostillado.

Por su parte, el secretario de Política Institucional de CC.OO. de Madrid ha destacado que «se ha mantenido el principio esencial de que lo que funcione en mínimos sea lo de días de fiesta como Nochevieja» y ha agradecido también la «voluntad de las partes» por negociar.

«No ha sido fácil porque ha habido que trabajar muchísimos servicios y sectores. Creo que ha habido voluntad y gracias a eso ha habido acuerdo. Hay que lamentar que nos encontremos en una Comunidad donde hay servicios mínimos para todo aquello que depende del Estado y para lo que depende de la ciudad y de la mayor parte de los otros municipios, pero que no tengamos acuerdo en el ámbito de la Comunidad por los servicios abusivos (que ha impuesto)», ha lamentado a renglón seguido.

En la misma línea se ha manifestado Carmelo Ruiz de la Hermosa, quien ha considerado que «la negociación ha sido más fluida» que en las negociaciones con el Ejecutivo autonómico, porque «cuando no se entiende lo que son los servicios esenciales y todos son mínimos es más difícil llegar a un acuerdo».

«No es posible que en el Ayuntamiento de Madrid haya sido posible llegar a un acuerdo, siendo del mismo color que la Comunidad, y en la Comunidad no hayamos podido entendernos después de cuatro días que han sido bastante más duros que aquí, aunque aquí no haya sido fácil», ha considerado.

Así, ha acusado al Gobierno regional de «falta de voluntad» y de haber impedido el acuerdo con los sindicatos al establecer una hora límite para la negociación a partir de la cual se fijarían los servicios mínimos por decreto.

«También estábamos a punto de firmar (los servicios mínimos) en la Comunidad. Estábamos dando los últimos retazos para llegar al acuerdo, cuando el director general de la Función Pública se (nos acercó) mientras hablábamos de los flecos y nos dijo ‘No sigáis hablando, que están dando en las noticias el decreto de los servicios mínimos’. Por lo tanto, la voluntad es la que se ve», ha reprochado finalmente.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

BOLSOS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído