e-Cristians pide al alcalde de Barcelona que no haya censura en los autobuses para dar la bienvenida al Papa

El presidente de e-Cristians, Josep Miró i Ardèvol, ha pedido al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que «no haya censura» en los autobuses para la campaña publicitaria de bienvenida al Papa Benedicto XVI del 18 de octubre al 1 de noviembre.

Tras la polémica por la colocación de publicidad sobre el ateísmo y la contrarrestación de e-Cristians en autobuses de la ciudad, Miró se ha dirigido al alcalde para manifestarle su inquietud, y éste ha negado que vaya a haber cualquier «censura», ha explicado la entidad.

Los autobuses de Barcelona portarán una imagen del Papa y el lema ‘Benvingut Benet XVI’. De cara a la preparación de bienvenida, e-Cristians ha colgado 2.000 carteles durante dos semanas con el lema ‘Benvingut B16’ (Bienvenido B16) por las calles de Barcelona, con renovación diaria por el centro, dirigida a atraer la atención de los viandantes.

En este contexto, el vicesecretario del Consejo Pontificio para los Laicos, y laico de más rango de la Curia, Guzman Carriquiry, conducirá el 15 de octubre una sesión de reflexión sobre sentido y responsabilidad por la visita del Papa el 7 de noviembre.

Junto a otras asociaciones, la entidad católica organiza este evento en la basílica de la Purísima Concepción de Barcelona con Carriquiry, que vendrá de Roma ‘ex profeso’.

También se distribuirán 1.500 carteles en las paredes de las tiendas que lo autoricen, 4.000 carteles oficiales de la diócesis en la calle con el fin de hacerlos presentes más allá de las parroquias y ‘balconeras’ de tela con la imagen oficial del Papa y la Sagrada Família.

Para sufragar estos gastos, la entidad ha pedido colaboración monetaria, teniendo en cuenta que necesita un montante de 12.000 euros y, por el momento, cuenta con 8.000.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído