López reconoce que el balance de las políticas de empleo podría salir negativo, pero eso «no parará» la transferencia

El lehendakari, Patxi López, ha reconocido que el balance de las políticas activas de empleo podría salir «negativo» para el País Vasco, aunque ha precisado que eso «no parará» el traspaso de la competencia.

«Todavía hay que conocer muchos números, porque tenemos que saber cuál es la realidad de las bonificaciones de las que los empresarios vascos se han beneficiado o conocer cuál es la tesorería que nos marca», ha indicado.

En este sentido, ha apuntado que el dato lo dará la Tesorería General de la Seguridad Social, «el certificado de cuales son esas bonificaciones». «Y nosotros, vía Cupo, tendremos que poner el 6,24 de lo que significa. ¿Podría salir negativo par el País Vasco? podría ser, pero haremos la valoración cuando sea así», ha señalado.

No obstante, ha manifestado su deseo de tener, «cuanto antes», la transferencia y empezar a funcionar con ella, sobre todo, «las herramientas que te da esa transferencia». «Eso es un añadido que no puede paralizar absolutamente nada, eso no puede paralizar Lanbide, las políticas de formación, empleabilidad, de pasar de las políticas sociales pasivas a las activas, que es lo que pretendemos», ha precisado.

En este sentido, ha aseverado que el Gobierno vasco quiere «los instrumentos» para destinarlos a «esos recursos», y ha asegurado que la transferencia no se paralizará.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído