PSE critica la «obsesión soberanista» de Olano y le acusa de usar la Diputación para hacer oposición al Gobierno vasco

El portavoz del PSE en las Juntas Generales de Gipuzkoa, Julio Astudillo, ha criticado la «obsesión nacionalista» del diputado general, Markel Olano, al que ha acusado de «instalarse en el discurso frentista del nacionalismo más radical» y de utilizar la Diputación foral para «hacer oposición» al Gobierno vasco.

Astudillo ha realizado estas afirmaciones en la segunda sesión del Pleno de Política General de las Juntas Generales de Gipuzkoa, donde se ha referido a los últimos comunicados de ETA y ha considerado que la banda terrorista demuestra con ellos que «sigue queriendo condicionar el futuro de los vascos».

En ese sentido, se ha mostrado convencido de que el hecho de que no haya atentados «se sabrá gestionar con acierto desde los diferentes ámbitos políticos e institucionales para conseguir más temprano que tarde la paz».

Además, ha reiterado que la Ley de Partidos «ha evitado la comisión de atentados» y ha llevado a la izquierda abertzale «a dar los pasos que ha dado, aunque sean insuficientes», al tiempo que le ha reclamado a ésta que «rompa el cordón umbilical que le une con los violentos» y trabaje para que «ETA desaparezca».

Astudillo ha negado la existencia de un «frente» PSE-PP y ha criticado que Olano quieran «deslegitimar» cualquier alternativa de poder en la Diputación que no pase por un diputado general del PNV, y ha denunciado que al dirigente jeltzale «no le preocupa el bienestar de Gipuzkoa» sino únicamente «su obsesión soberanista».

«DISCURSO IDENTITARIO»

Por su parte, el portavoz del PP, Juan Carlos Cano, ha criticado también el «discurso identitario» de Olano, al tiempo que ha considerado que el diputado general «ha trasladado a los demócratas la responsabilidad de incorporar a ETA-Batasuna al sistema democrático y ha ligado la normalidad política a la destrucción del entramado jurídico-político existente».

«¿Para qué tenemos la memoria?, ¿Tan difícil es recordar las veces que ETA ha pedido tiempo para recuperarse?, ¿No será que lo que Olano es el electoralismo del que nos acusa a los demás?», se ha preguntado el juntero popular, quien ha definido a Olano como «el José Tomás del nacionalismo».

El portavoz de Hamaikabat, Joxan Rekondo, ha afirmado que «una apuesta por la calidad democrática no necesita esperar al fin de ETA» y ha abogado por derogar la Ley de Partidos. Además, ha considerado «muy positivo» el anuncio del lehendakari, Patxi López, de iniciar un diálogo con todos los partidos en torno al fin de ETA ya que, a su juicio, sería «una prueba de que el liderazgo de la paz vasca sólo puede corresponder a las instituciones vascas y no a iniciativas de tipo partidista o multipartidista que se habilitan al margen de las instituciones».

La portavoz de Aralar, Rebeka Ubera, ha señalado a Markel Olano que el derecho a decidir de un pueblo «es una reivindicación democrática en la que pueden estar todos los demócratas, estén o no de acuerdo con planteamientos independentistas» y ha mostrado la voluntad de su formación para «llegar a acuerdos con todas las fuerzas que reconozcan esa pluralidad».

Por su parte, el portavoz de EB, Mikel Izagirre, ha pedido al Gobierno vasco y central que «no den un portazo a la paz y trabajen activamente en la consecución definitiva de la misma». En ese sentido, ha considerado necesario instar al lehendakari, Patxi López, a que, «en lugar de dedicarse a mirar como pasa todo ante sus ojos, arriesgue y hable con todas las formaciones con el objetivo que la paz y la normalización política de nuestra tierra sean una realidad más pronto que tarde».

El portavoz de Alternatiba, Ander Rodríguez, ha emplazado a Markel Olano y al PNV a que sumen al Documento de Gernika y que pasen «de las palabras a los hechos» en cuanto a la pacificación y la normalización política y no se limiten a «iniciativas de corte electoral como ‘Batu gaitezen’.

«CAMINO PROPIO»

En el turno de réplica, el diputado general ha insistido en que el PNV «va a hacer su propio camino» y ha dicho no entender que otros partidos, como Aralar, estén «incómodo» ante las propuestas de la formación jeltzale en vez de «unirse en los principios que nos unen» en relación al derecho a decidir. «No es momento de ponerse etiquetas y ahora muchos lo están haciendo para desmarcarse de los demás», ha añadido.

Tras ironizar con que el juntero del PP podría haberle calificado como «el cid campeador nacionalista» en lugar de compararle con un torero, Olano ha insistido en que la existencia de un frente PP-PSE «no es un invento» porque «Basagoiti alardea continuamente de su capacidad de condicionar al Gobierno vasco» y ha apostado por la unión de fuerzas nacionalistas para «hacerle frente».

Además, ha remarcado que hay que ser «implacables» con ETA pero que es necesario «aprovechar el diálogo y las herramientas» en mano de las instituciones para «que este momento de distensión llegue a una paz definitiva» porque, en su opinión, «lo que la sociedad no perdona es el inmovilismo».

Olano ha opinado que es «peregrino» considerar que la Ley de Partidos ha hecho «dar pasos» a la izquierda abertzale y ha recordado que, en el caso de pacificación irlandés, el Sinn Fein «no se encontraba en un contexto de ilegalización».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído