Presupuestos. El Círculo de Empresarios denuncia la «compra de votos» del Gobierno a PNV y CC

El presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, denunció este lunes la «compra de votos» del Gobierno al Partido Nacionalista Vasco (PNV) y a Coalición Canaria (CC) en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011.

En la presentación de un documento centrado en los PGE para el año próximo, Boada sostuvo que «negociar con un partido que no gobierna, sino que está en la oposición, cuando además los temas que se ponen sobre la mesa poco o nada tienen que ver con los presupuestos, los hace de menos».

«Hay que hablar de si son buenos o no para esta situación económica; pero sólo veo la compra de unos votos. Para el ciudadano, eso se aleja de un proceso de negociación en beneficio de este país», añadió.

Para el Círculo de Empresarios, se está supeditando la aprobación del proyecto gubernamental exclusivamente a acuerdos políticos sobre cuestiones diferentes de los propios presupuestos, «relegando el principal criterio con que deberían juzgarse: Su adecuación a las necesidades de la economía española».

Preguntado por la receta que el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, apunta para salir de la crisis (trabajar más y cobrar menos), Boada consideró que «no es un tema de trabajar más horas, sino mejor y en un marco que permita ser más competitivo». En este sentido, apostó por vincular los salarios a la productividad, en lugar de a la inflación.

CUENTAS POCO CREÍBLES

El documento que presentó esta organización, «Presupuestos Generales del Estado 2011: España en la encrucijada», pone en duda la credibilidad del proyecto de cuentas públicas del Gobierno, porque estima muy improbable que el PIB de España pueda crecer al 1,3% en el año próximo.

El presidente del Comité de Política Económica del Círculo de Empresarios, Fernando Eguidazu, incidió en la «desconfianza» que siembra este punto de partida (el crecimiento del 1,3% para el año que viene), que se basa en la previsión de aumento de consumo privado. Un aumento que «no es razonable esperar», a tenor del endeudamiento de las familias y de las cifras de paro.

El Círculo considera que estas cuentas llevarán, por ello, a un incremento del déficit previsto que obligará a tomar medidas de ajuste adicionales «sobre la marcha, más duras y desesperadas». Esto supondrá un problema, puesto que «el margen de maniobra es muy escaso» y «los organismos internacionales vigilan de cerca» las cuentas públicas españolas.

El Círculo entiende que es el gasto de las comunidades autónomas el que plantea más capacidad de recorte, y criticó las duplicidades y gastos vinculados a las mismas, que necesariamente han de reducirse.

«Hay que replantearse si todas las instituciones son necesarias. Deberíamos racionalizar el gasto», dijo Boada.

De hecho, el Círculo propone que las comunidades autónomas acometan reducciones de sus unidades administrativas. También estima oportuno fijar un techo de gasto para las comunidades y un cambio en el sistema de transferencias que, al menos en parte, deberían responder a un sistema de condicionalidad.

Entre otras cosas, el Círculo propone reconsiderar el sistema tributario actual, revisando los gastos fiscales y no aumentando el impuesto sobre sociedades ni la fiscalidad sobre el ahorro.

El documento presentado este lunes también incide en la necesidad de tomar medidas en las dos «bombas de relojería» que suponen la sanidad y las pensiones. En concreto, apuesta por medidas como la prolongación de la vida activa y como la introducción de esquemas de capitalización en el sistema de pensiones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído