Fernando Casado, nuevo presidente de CatalunyaCaixa

El director general del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Fernando Casado, ha sido designado nuevo presidente de CatalunyaCaixa, en relevo de Narcís Serra, que ocupaba el cargo desde 2005 y que cierra «satisfecho» una etapa que ha culminado en un proceso de integración de tres entidades que augura que «va a ir bien», ha explicado a Europa Press.

El nuevo presidente de la entidad dirigida por Adolf Todó, sentado en primera fila durante la asamblea constituyente de la caja producto de la fusión de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, estará acompañado por el ex presidente de la Cámara de Manresa (2006-2009) y de Caixa Manresa, Manel Rosell (como vicepresidente primero), y el presidente de la Cámara de Comercio de Tarragona, Joan Albert Abelló (como vicepresidente segundo).

El consejo cuenta con 21 miembros con solo cuatro que repiten, como el presidente de Enagas, Antoni Llardén (en representación de corporaciones fundadoras). También lo hacen Manel Rosell, el arquitecto Juan Echániz y el empresario Josep Molins.

El resto son nuevas incorporaciones, como el macroeconomista de la London School of Economics Edward Hugh (representando a impositores), y el profesor de Esade y asesor de la ONU sobre administración pública Francisco Longo (representando a corporaciones locales). La única presencia femenina en el consejo es la de la arquitecta y profesora Carme Pastor, en representación de los impositores.

CatalunyaCaixa ha completado este martes la reestructuración de su organigrama directivo tras la fusión, con la constitución de la nueva asamblea (de 160 miembros) y la designación del nuevo consejo de administración (de 21 personas), la nueva comisión ejecutiva (con 12 representantes) y el nuevo presidente y vicepresidentes.

Casado ha sido propuesto por la Diputación de Barcelona –controlada por el PSC– con el visto bueno de la de Tarragona –donde tiene mayoría CiU–, las dos entidades fundadoras de Caixa Catalunya y Caixa Tarragona, según marcan los estatutos de la caja fusionada. Ambos partidos han acordado su nombramiento.

Este martes, en el complejo Món Sant Benet de Manresa (Barcelona), se ha constituido la nueva asamblea de la entidad y el consejo, que ha elegido al nuevo presidente.

La comisión ejecutiva, que constituyen miembros del consejo, está formada por Casado, Rosell, Abelló, Longo, Hugh, Jaume Roquet, Josep Maria Farrés, Esteban Díaz, Ferran Laguarta, Joan Echániz, Josep Molins y Jordi Campins.

Casado encaja con el objetivo de consensuar un nuevo presidente sin tanto perfil político como Serra, y con prestigio en el mundo económico y académico, como director del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y como catedrático de la Universitat de Barcelona.

La asamblea también ha modificado algunos artículos de los estatutos de la entidad como los referentes a las remuneraciones de los miembros del consejo de administración y a la inclusión de la nueva marca de la entidad, entre otros.

CatalunyaCaixa arrancó el 1 de julio, como segunda caja de ahorros de Catalunya. Contará con una red de 1.215 oficinas y 8.000 empleados en toda España.

CASADO BUSCA APORTAR PROFESIONALIDAD A LA CAJA FUSIONADA

En declaraciones a la prensa tras ser elegido presidente de CatalunyaCaixa, Fernando Casado señaló que buscará «aportar profesionalidad» para mejorar la caja producto de la fusión de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa y «consolidar» el proyecto común.

Casado se ha mostrado «satisfecho» de la evolución que ha tenido la integración de las tres cajas, la primera que se completa en el contexto de reestructuración del sector financiero español.

Fernando Casado pretende «aglutinar al consejo» y contar con una entidad «activa y dinámica». Ha dicho haber aceptado la presidencia de CatalunyaCaixa por ser un proyecto «bonito, enraizado en Catalunya y con expectativas importantes», así como «mucha historia» y «alicientes para un profesional», ya que el contexto actual ofrece «problemáticas y oportunidades».

Preguntado sobre si la caja necesitará en el futuro más recursos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ha señalado que ya se planteará el tema con el equipo directivo si llega el caso.

El hasta este martes presidente, Narcís Serra, ha hablado de «día de nostalgia» por sus «muchas horas y esfuerzo» dedicados.

«Hemos hecho frente a lo que debíamos en cada momento. Es el primer proceso de fusión real que se culmina, y que lo hace con éxito», ha añadido.

Asimismo, ha considerado que «la crisis no se ha acabado, con lo que espera al menos un año muy difícil y de trabajar mucho, pero creo que la entidad está orientada. La nueva dirección debe ser tenaz y saber hacia donde quiere ir (según lo marcado en el plan de integración). Tiene la posición para hacerlo».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído