Simancas denuncia el «histrionismo» de la campaña, achaca «argumentos racistas» a Duran y se burla de Puigcercós

El diputado socialista Rafael Simancas denuncia «el ejercicio constante de histrionismo» en que, a su juicio, se ha convertido la campaña catalana y carga en su ‘blog’ contra CiU, a cuyo secretario general, Josep Antoni Duran i Lleida, atribuye argumentos «racistas»; contra el líder de ERC, Joan Puigcercós, y sus insultos «a los no catalanes», así como contra la candidata ‘popular’ a la Generalitat, a la que denomina Alicia «Croft» Camacho, en referencia a su polémico vídeo juego contra la «caza» de inmigrantes.

En su artículo, titulado ‘Deriva racista en la campaña catalana’ y que recoge Europa Press, Simancas critica que «algunas» formaciones parece que compiten estos días por la fórmula «más estrambótica» con la que llamar la atención de un electorado «apático», en lugar de «esforzarse» por plantear análisis «certeros» y propuestas «razonables».

«Unos y otros protagonizan una deriva irracional que está causando perplejidad y vergüenza en la sociedad catalana», resalta el diputado del PSM, para quien a los habituales argumentarios «victimistas y excluyentes» del nacionalismo, se han unido ahora proclamas «abiertamente xenófobas y racistas».

LOS HEREDEROS DEL NAZISMO

En este punto carga contra el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, por haber alertado sobre «los males anejos» a la alta tasa de fecundidad de las mujeres inmigrantes. «A Durán no le gustan los niños catalanes que nacen de madres no catalanas», asevera Simancas, para quien «no cabe mayor argumento racista que éste», que llega a comparar con los que de niño afirma haber oído de «los herederos del nazismo» y que nunca pensó que volvería a escuchar en España.

También se acuerda del líder de los nacionalistas catalanes, Artur Mas, al que afea su «cansino» discurso de «la Cataluña ordeñada» al proponer «independencia cultural» para los catalanes y al que censura por exigir un concierto económico en su comunidad «equiparable al vasco». A su juicio, esa idea supondría la «frustración» de los principios constitucionales de solidaridad entre las regiones de España, «amén de la inviabilidad inexorable del Estado». «¿Es esto lo que buscan en realidad?», se pregunta.

Dedica, asimismo, una palabras al «inefable» aspirante de ERC a la Generalitat, Joan Puigcercós, socio durante ocho años del tripartito, sobre el que ironiza que haya tardado «poco» en sumarse «a la fiesta con la profundidad de análisis que suele caracterizarle» y al que echa en cara que, para reafirmar su catalanidad, se dedique a «insultar» a los no catalanes, en alusión a las polémicas palabras que vertió contra los andaluces. «Todavía se preguntará por qué nadie les toma en serio y por qué su partido se desploma en las encuestas», reflexiona.

Arremete también contra la líder ‘popular’ catalana, Alicia Sánchez Camacho, quien a su juicio destila «la sutileza propia de la derecha de siempre» al haber divulgado un vídeo juego en el que traslada el mensaje de que hay que «dar caña a los inmigrantes». «Lo más dramático es que el formato está ideado especialmente para los más jóvenes –reseña–. ¿Y es éste el bagaje de valores que queremos incorporar a nuestros jóvenes? ¿Invitando a los jóvenes a cazar al extranjero o al diferente?».

LA «SERIEDAD» DEL PSC

Simancas, que obvia el vídeo de contenido seudoerótico de las Juventudes del PSC, contrasta «tanta irracionalidad y tanta llamada a la víscera» con la campaña del presidente catalán, José Montilla quien, en su opinión, está incorporando al debate electoral «el nivel de seriedad, rigor y de propuestas positivas que cabe esperar en un contexto de tantos problemas para sus ciudadanos».

De sus compañeros catalanes sólo critica al ex diputado del PSC Germà Bel, por su libro ‘España, capital París’, donde, según denuncia, intenta legitimar «los excesos victimistas del nacionalismo» con una teoría «delirante» sobre el diseño de las infraestructuras españolas.

«Bel ilustra a sus lectores que poco menos que cada camino, cada carretera y cada línea de ferrocarril que se ha ejecutado en España durante los últimos quinientos años solo ha tenido como intención aislar y perjudicar a Cataluña y a los catalanes. ¡Todo un libro para esto!», ironiza el portavoz socialista de Fomento, quien reprocha a Bel que la obra no refleje «la verdad meridiana» de que Cataluña es, con Madrid, la comunidad española con mejores infraestructuras de transporte. «Pero, ¿para qué estropear con la verdad una teoría conspirativa tan extraordinaria?», concluye.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído