El Ayuntamiento de Lleida cierra cinco iglesias evangélicas por carecer de licencia

El Ayuntamiento de Lleida ha cerrado cinco iglesias evangélicas sin licencia de actividad y ha expedientado otras tres, ha confirmado a Europa Press la Concejalía de Urbanismo. A ello se suma desde septiembre el de la mezquita de la calle de Nord, el mayor templo islámico de los dos de la ciudad, cerrado en septiembre indefinidamente por exceso de aforo.

Por incumplimiento de la normativa ambiental y urbanística al ejercerse la actividad «sin el perceptivo título habilitante», el Ayuntamiento cerró entre finales de octubre y principios de noviembre tres iglesias, según ha adelantado el diario ‘Segre’.

Se trata de la Asamblea de Dios Misión España (en los bajos del número 18 de la calle Bisbe Messeguer); Christian Family International, Iglesia Pentecostal: centro de milagros, signos y sanación divina (en la planta baja de Valentí Almirall 8), y Eternal Life Chapel (bajos de Ramon Argilés 3).

Semanas antes, y por el mismo motivo, el Ayuntamiento había decretado la clausura de la Iglesia Evangélica Pentecostal de la calle Indíbil i Mandoni y la Iglesia Evangélica Filadelfia situada en Sant Ignasi de Loiola.

El Ayuntamiento informa a los titulares de los templos de que deberán permanecer cerrados hasta que hayan obtenido la autorización correspondiente y alerta de que la Policía Local controlará que cumplan las órdenes de cierre. Si son incumplidas, los locales serán precintados y podrían ser sancionados.

Pese a que todos los expedientes se concentran en los últimos tres meses, el Ayuntamiento asegura –precisa el diario– que no está desarrollando una campaña especial de control de templos y remarca que mayoritariamente fueron iniciados tras quejas vecinales.

A los cinco cierres se suman los expedientes abiertos a la Iglesia Evangélica Filadelfia de la plaza Galícia por exceso de ruido generado por la actividad y otro por molestias provocadas por las campanas de la iglesia de Sant Llorenç. En este último caso, apunta el diario, un vecino del Barri Antic reclamó una sonometría de las campanadas al afirmar que tocan más de 70 veces al día.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído