Miles de personas se manifiestan en Murcia contra el recorte del Gobierno regional y piden la dimisión de Valcárcel

Varios miles de personas, alrededor de 15.000 según los sindicatos y 6.000 según la Policía Local, se han manifestado por las calles de la capital murciana en protesta por la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas, aprobada el pasado jueves en la Asamblea Regional, que supone, según los convocantes, un «recorte a los empleados públicos».

La marcha, que partió pasadas las 18.00 horas de la Plaza Fuensanta como es habitual, transcurrió sin incidentes, salvo que a mitad del recorrido, concretamente frente al domicilio del presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, se detuvo para algunos de los participantes tirar huevos y algún petardo, por lo que se pudo observar un ambiente tenso.

No obstante, y como labor de prevención, dos furgones policiales y una decena de agentes del Cuerpo Nacional de Policía vigilaron la vivienda del jefe del Gobierno regional, donde un grupo de personas, participantes en la manifestación gritaron ‘Aquí no está la cueva de Alí Babá’, ‘cobarde’ y pidieron su dimisión por ‘fascista y ladrón’.

Una vez que la marcha llegó a su punto final, la Consejería de Economía y Hacienda, un control policial también esperaba allí, donde los manifestantes, antes de disolverse la manifestación, pidieron también la dimisión de la titular del ramo, Inmaculada García.

Durante la manifestación, los convocantes corearon gritos al unísono en el que advertían de que la situación se trata de un «atraco». Asimismo, se pudo ver a un médico repartiendo recetas en las que se podía leer que el diagnóstico para el Gobierno regional, en este caso el paciente, es un «virus endogámico», por lo que prescribe «menos asesores» y da instrucciones al paciente de que «rectifique y retire la ley de recortes».

De igual modo, a la pancarta central de la marcha ‘No a los recortes sociales y salariales’, encabezada por los secretarios generales en Murcia de UGT y CCOO, Antonio Jiménez y Daniel Bueno, respectivamente, le siguieron otras en las que se leía ‘Más esfuerzo mental y menos recorte social’, ‘Valcárcel, cretino despide a tu sobrino’, ‘Valcárcel, sus consejeros y sus directores generales se subieron el sueldo un 50 por ciento’, ‘Valcárcel agrede a la educación, dejando sin apoyos al profesor’, ‘El PSOE nos pone la cuerda y el PP aprieta’.

El lema que más se coreó fue la petición de dimisión de Valcárcel, «por no saber de gestión», así como ‘Valcárcel a la cárcel por fascista y ladrón’ y tu mala gestión’, ‘Valcárcel salta, a Murcia le hace falta’.

A la protesta, en la que se pudo ver al coordinador regional de IU, José Antonio Pujante, acudieron CCOO, UGT, ANPE, CSIF, Sterm Intersindical, Satse, CGT, SIME y SIDI.

«INCONSTITUCIONALIDAD» DE LA LEY

Minutos antes de comenzar la protesta, el secretario general de UGT en Murcia ha adelantado que entre las posibilidades jurídicas que plantean se encuentra la solicitud al Gobierno de la nación para que «plantee un conflicto de competencias y pida ante el Tribunal Constitucional la suspensión de los efectos de esta ley en tanto en cuanto no se pronuncie el Tribunal sobre su constitucionalidad».

Según Jiménez, la ley es «inconstitucional porque no respeta el derecho a la negociación colectiva, el derecho laboral y administrativo».

Las fórmulas para denunciar la aprobación de dicha ley son, según ha explicado Jiménez, «plantear directamente un recurso de inconstitucionalidad, que no se descarta pero no depende de nosotros; y plantear ante los actos de aplicación concreta de la misma cuestiones de inconstitucionalidad para que sean los propios tribunales los que planteen cuestiones de inconstitucionalidad ante el TC».

Por su parte, desde CCOO Daniel Bueno ha asegurado que la ley «vulnera artículos constitucionales, de derechos de los trabajadores, competencias» y ante esta situación, ha subrayado que la Asamblea Regional «no tiene competencias legislativas en la regulación de las condiciones de trabajo, o de eliminación de convenios colectivos, entre otros, que es competencia exclusiva del Estado».

De forma, ha advertido, que una ley regional, del Parlamento autonómico, «no puede vulnerar normas derivadas de la Constitución». Por esa vía, ha deseado, «esperamos que junto con la presión seamos capaces de hacer que esta ley vuelva al sitio de donde nunca tuvo que salir y no se apliquen las medidas contempladas en ella».

PROXIMA MANIFESTACION: EL MARTES

Los sindicatos se encuentran trabajando en un calendario de movilizaciones, que se tendrá planificado para la primera semana de enero, según ha avanzado Bueno. De momento, hay convocada una quinta protesta el martes, día 4, a las 18.00 horas.

En esta línea, Bueno ha reprobado el silencio de la Administración regional, ya que «solo sabemos que la Asamblea ha aprobado la ley con la que estaba de acuerdo el Gobierno, se ha saltado el diálogo con las organizaciones sindicales y tampoco nos han llamado para ver qué opinamos una vez aprobada la ley».

No obstante, ha dejado claro que «en los actuales momentos, se hace difícil establecer un diálogo con la Administración regional, ya que se ha saltado todos los acuerdos que habíamos alcanzado».

Razón por la que se ha preguntado «con qué moral nos sentamos a negociar con una Administración que no cumple lo que acuerda». «Tendrá antes la Administración que echar atrás esta ley para que podamos sentarnos a dialogar», ha sentenciado Bueno.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído