Las Damas de Blanco aseguran que existirán mientras haya en Cuba un preso por pensar diferente

Las Damas de Blanco aseguran que existirán mientras haya en Cuba un preso por pensar diferente
. EFE/Archivo

Las Damas de Blanco han asegurado hoy que seguirán existiendo mientras haya en Cuba «un sólo hombre preso por ser distinto o pensar diferente», porque no hay «expresión más cruel e inhumana» de terrorismo que la que ejerce «sistemáticamente» este Estado.

Así lo ha advertido hoy la portavoz de este colectivo en Valencia, Melva Santana Ariz, al recibir el Premio Convivencia de la Fundación Manuel Broseta, que ha distinguido a este movimiento que reúne a esposas, hijas y hermanas de los disidentes encarcelados por el Gobierno de Fidel Castro durante la llamada Primavera Negra de 2003.

Según ha remarcado en la ceremonia de entrega de este premio, celebrada en el Palau de la Generalitat, el terrorismo «puede ser ejercido de muchas formas, a través de grupos, personas o instituciones», pero «llega a su expresión más cruel e inhumana cuando es ejercido sistemáticamente por un Estado, como es el caso de Cuba».

«Hemos sido maltratadas, amenazadas, golpeadas, pero eso no ha podido disminuir nuestra capacidad de amar. Mientras haya en Cuba un sólo hombre preso por ser distinto, por soñar despierto y por pensar diferente, habrá Damas de Blanco», ha afirmado.

No obstante, Santana ha pedido a la comunidad internacional que no utilice con su país los mismos métodos de «exclusión y aislamiento político» que utiliza el Gobierno cubano con sus ciudadanos.

«El diálogo debe ser una herramienta irrenunciable» porque «han muerto muchos hombres intentando que Cuba sea un sitio para todos», ha subrayado.

Santana, que ha reconocido que las Damas de Blanco nunca habían sido premiadas porque el Gobierno cubano «no lo ha permitido», cree que este país debe emprender el camino de la «reconciliación» y convertirse en un Estado «plural» y «totalmente diferente» al que es ahora.

«Cada instante de sufrimiento y de muerte nos ha hecho apostar con más fuerza e ilusión por la defensa de la vida», ha dicho la portavoz, quien asegura que este colectivo «no tiene más mérito que el de permanecer fiel» a sus familias y a su país.

El presidente del jurado del Premio Convivencia, el ex diputado Miquel Roca, ha recordado que al profesor Broseta «le arrebataron la vida por ser un símbolo de libertad», y por ello la Fundación ha decidido que «no había mejor destinatario» para este galardón que un colectivo que intenta defenderla «en cualquier parte del mundo» y que ha sentado una base de «convivencia y tolerancia».

Por su parte, el president de la Generalitat, Francisco Camps, ha apuntado que los derechos humanos «no son negociables» y es una «responsabilidad de todos hacer que se cumplan»: «Nos obliga a ser parte activa» de la transición hacia la democracia de Cuba, ha dicho.

En este sentido, ha instado al Gobierno central a que «no abandone a la disidencia política» y exija al régimen cubano que emprenda las reformas necesarias para garantizar la libertad de sus ciudadanos.

Previamente a la entrega del premio se ha celebrado junto a la Universitat de València una ofrenda floral en memoria del profesor Manuel Broseta, en el lugar donde mañana se cumplirán diecinueve años de su asesinato por parte de ETA.

Este acto ha servido para contestar «con flores, democracia y recuerdo» el «gesto de sangre» de unos «asesinos», según ha remarcado el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, Fernando de Rosa.

«El recuerdo de Manuel Broseta nos sirve para seguir creyendo en la democracia y en la convivencia contra aquellos que no creen en ella», y es momento de tener «muy presente» el «mensaje de convivencia» que legó, ha concluido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído