Cataluña. Mas exige a Zapatero que Cataluña reciba en 2011 lo mismo que en 2010

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, exigió este viernes al Gobierno español que la comunidad reciba en 2011, como mínimo, el mismo dinero que percibió durante 2010. A cambio, Mas anunció un plan de austeridad que supone un recorte global de gastos del 10%.

En rueda de prensa en la sede del Palau de la Generalitat, Mas explicó los detalles de su plan de recortes, que aprobó minutos antes el Consejo de Gobierno catalán reunido en sesión extraordinaria. Todo ello con el propósito de trasladar este lunes su contenido al Gobierno español.

Mas troca un 10% de reducción de su gasto por el compromiso del Estado de dotar a Cataluña con la misma financiación que en 2010; no más dinero, pero tampoco menos, advirtió Mas, quien justificó su plan de ajuste en que «si no se toman medidas los países acaban en colapso». «Igual que las familias han tenido que controlar sus gastos, y ajustarse el cinturón, las administraciones han de hacer lo mismo, han de frenar esta espiral en la que se encontraban personas, familias, autónomos, pymes, profesionales y nosotros, las administraciones», señaló el president.

Por esta razón, para garantizar la «solidez» de Cataluña, el principal ajuste previsto por su administración en 2011 será reducir un 10% el gasto real de los presupuestos de 2010. Un 10% que, matizó, no tiene por qué ser igual para todos lo departamentos. La solución a esta incógnita, en pocas semanas, cuando se presenten los presupuestos del año en curso.

Mas adelantó que «todos los departamentos quedarán afectados sin excepción», pero manteniendo, aseguró, el Estado del bienestar y sin subir impuestos.

La Generalitat será «rigurosa» en el control del gasto, y por esta misma razón, a cambio, reclamó del Estado un esfuerzo de financiación proporcional «ya que por esa vía no podemos hacer nada porque desgraciadamente tenemos una autonomía muy limitada». «No tendría sentido que nos dieran menos dinero», clamó Mas.

Por dar algún detalle, menos gasto equivaldrá, por ejemplo, a congelación salarial, reducción de personal eventual o no cobertura de bajas por jubilación. Todo eso, aventuró Mas, «puede hacer que lleguemos a cumplir el objetivo de déficit a finales de 2011».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído