Chacón niega que Defensa gaste mucho en publicidad y achaca críticas de CiU a ser ministra catalana y no nacionalista

El grupo parlamentario de CiU acusó este miércoles al Ministerio de Defensa de gastar un exceso en publicidad lo que fue negado por la titular del Departamento, Carmen Chacón, quien achacó la crítica a su condición de ministra catalana y no nacionalista. «Si ésa es la razón, no tiene remedio porque seré catalana hasta el fin de mis días y cada vez menos nacionalista», zanjó airada ante el Pleno del Congreso.

En la sesión de control, el diputado nacionalista Jordi Xuclà habló de «despliegue propagandístico» de Defensa y de «política autorreferencial constante» e hizo hincapié en que las Fuerzas Armadas son una de las instituciones mejor valoradas por sus españoles. «Las conocemos por sus hechos, no hace falta hacerles más publicidad de la necesaria», apuntó, antes de acusar al Ejecutivo de incumplir la Ley de Publicidad Institucional de 2005 que prohíbe hacer campañas para destacar los «logros del Gobierno».

Según CiU, desde 2005 cuando se aprobó el primer Presupuesto elaborado por el Gobierno socialista, Defensa realiza un único plan de publicidad «muy bien dotado» en el que se incluyen varias campañas sufragadas con 18 millones de euros en 2009, 15 millones en 2010 y 9 millones en 2011.

CAMPAÑAS DE ALABANZAS

Xuclà recurrió a un libro que recoge las campañas de Defensa desde 1999 para poner de relieve que, mientras los primeros anuncios de aquella época, tras la supresión del servicio militar obligatorio, se dirigían estrictamente al reclutamiento, a partir de 2005 –con José Bono, José Antonio Alonso y la propia Chacón, por este orden al frente del Ministerio– y coincidiendo con la entrada en vigor de la ley «se han incrementado las referencias y alabanzas a los logros propios».

Como ejemplo de ese «exceso» de ‘autobombo’, Xuclà mencionó un anuncio relativo al Día de las Fuerzas Armadas 2010 en el que podía leerse el testimonio de un soldado relatando una operación en Bosnia que, a su juicio, es «más propio de un trailer cinematográfico» que de una campaña institucional. También aludió campañas de felicitación navideña, de telemedicina y de medio ambiente impulsadas por el departamento de Chacón.

La ministra replicó descalificando la interpelación de CiU al considerar que es «la de menor fundamento «que ha visto nunca en once años como parlamentaria, y ha advertido de que las cifras manejadas por Xuclà «son absolutamente falsas».

Según los datos expuestos por la ministra desde 2008 hasta hoy, el presupuesto para campaña informativas y apoyo reclutamiento se ha reducido en más de 7 millones de euros. En 2009 el crédito inicial era de 17,7 millones pero con los acuerdos de no disponibilidad se quedó en 15,8 y lo que realmente ejecutó el Ministerio fue de 12,7 millones. Para 2010, que contaba con un presupuesto de 9,8 millones, la decisión fue ejecutar «sólo 9 millones».

MENOS GASTO QUE EL QUE CIU APOYABA AL PP

Pero además aseveró que es «falso» que Defensa sea el Ministerio que más gasta, pues es el séptimo, e incluso, en relación con su presupuesto, subrayó que es el Ministerio que menos gasta. «Son las cifras más bajas de ejecución en publicidad institucional en democracia», resumió, subrayando que es mucho menos dinero que lo que destinaba el Gobierno del PP al que, según recordó, apoyaba CiU.

En cuanto a los contenidos de las campañas de publicidad, subrayó que se trata de reflejar el trabajo cotidiano de las Fuerzas Armadas y su vocación de servicio, que tiene como resultado ser la institución mejor valorada. Como ejemplo recordó que CiU cuenta con un representante en el Consejo de Administración de RTVE y que, pese a que la Corporación tiene prohibidos anuncios distintos de los puramente institucionales, nunca se ha puesto reparo alguno a los spots de Defensa.

En ese contexto, se preguntó a qué viene la interpelación de CiU «si es falso que Defensa sea el ministerio con más inversión, si su presupuesto no ha dejado de disminuir», si ninguno de sus anuncios elogia al gobierno ni a la ministra y si hasta ahora nunca CiU había dicho «una sola palabra» sobre este tema.

«Si la razón es que en el Gobierno hay una ministra catalana no nacionalista, eso sí que no tiene remedio –se respondió–. Seré catalana hasta el final de los días y, aunque dicen que las identidades mutan con el tiempo, en mi caso si acaso mutarán cada día a menos nacionalista».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído