PSdeG acusa a la Xunta de «enviar falsos inspectores» a la casa de su líder en una actitud «pseudofascista»

El secretario de Organización del PSdeG, Pablo García, ha acusado este miércoles a la Xunta de «enviar falsos inspectores» a casa de su jefe de filas, Manuel ‘Pachi’ Vázquez, para comprobar el alcance de las obras realizadas. «Es una conducta pseudofascista», ha reprobado.

Según ha subrayado el dirigente socialista a través de un comunicado, los funcionarios que acudieron este martes al domicilio familiar de Vázquez en el municipio ourensano de San Amaro, procedentes de servicio de Urbanismo de la provincia, «carecen de función inspectora».

De este modo, tal y como ha denunciado el también senador del PSOE, se repite lo ocurrido con las visitas «ilegales» a distintas sedes de Unións Agrarias (UU.AA.), que realizó personal especializado en «control interno» de la administración, tal y como señaló el propio sindicato.

Constatada esta «estrategia» diseñada, a su juicio, por el secretario general del PPdeG y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, García ha anunciado que su partido exigirá «explicaciones» a la Xunta en sede parlamentaria por la «prevaricación permanente» en contra de los sindicatos y la oposición.

Por todo, ha advertido que el PSdeG «no descarta emprender nuevas acciones judiciales» contra la Consellería de Medio Ambiente y contra «los propios funcionarios que, sin capacidad inspectora, se prestaron a participar en el circo mediático preparado por Rueda y Hernández».

ACTUACION «SIN PRECEDENTES»

En relación con las inspecciones a UU.AA., García ha incidido en que los dos directores xerais imputados por este caso señalaron que la Xunta decidió actuar «a raíz de la denuncia del PP».

«No hay precedentes de que esto se hiciese con ninguna otra asociación o sindicato», ha insistido, para concluir que «lo mismo» ocurre con la vivienda de Vázquez, a la que acudieron varios funcionarios en medio de «un amplio ruido mediático».

En la línea, ha censurado que el Gobierno gallego «se dedique a difamar» al aludir a «posibles irregularidades» detectadas sin «presentar un sólo papel que las demuestre» y ha concluido que esto «confirma la utilización del aparato administrativo por parte del PP en clave claramente partidista».

«Alfonso Rueda se pone la camiseta del PP por la tarde para diseñar la estrategia de su partido en su despacho de la sede popular y a la mañana siguiente ejecuta esa misma estrategia usando al gobierno desde su despacho de conselleiro», ha sentenciado el número tres de los socialistas gallegos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído