Laporta se queda sin ‘Due Diligence’ por orden del juez

El juzgado de Primera Instancia número 55 de Barcelona ha desestimado este jueves la solicitud realizada por el ex presidente del FC Barcelona y líder de Solidaritat Catalana per la Independència, Joan Laporta, para poder obtener la versión completa de la ‘Due Diligence’ en la que se basó la pasada Asamblea de Compromisarios del club blaugrana para aprobar una acción social de responsabilidad en su contra.

Así, en el primer combate entre la actual Junta Directiva, presidida por Sandro Rosell, y el ex presidente blaugrana y ahora diputado en el Parlament catalán, la victoria ha sido para la entidad barcelonista.

Según el juez, se le ha denegado la petición a Laporta y al ex director general del club, Joan Oliver, debido a que no concretaron «qué expresiones concretas» de la auditoría «lesionaban» sus derechos, así como por no dejar claro qué puntos del informe realizado por KPMG presentados en la Asamblea iban en contra de Laporta y su Junta.

Además, el juez «no observa» cómo un documento económico «elaborado por técnicos independientes», como es la ‘Due Diligence’, ni su exposición en la Asamblea, «hayan podido vulnerar estos derechos de los solicitantes». Por último, entiende que la petición de Laporta era un atajo para poder tenerla y usarla en su favor a través de «medios afines» a su persona.

«La invocación del señor Laporta y el señor Oliver a la interposición de una futura demanda en defensa de su honor e imagen, no es más que un subterfugio, estrategia o atajo procesal para obtener rápidamente la ‘Due Diligence’ para poder combatir su contenido a través de los medios de comunicación afines, que pienso que es realmente de lo que se trata», subraya la sentencia.

Por otro lado, el juez recomienda al FC Barcelona la modificación del artículo 26 de los Estatutos del club, en virtud del cual la ‘Due Diligence’ deberá tener «carácter de reservada, no puede ser divulgada y debe permanecer en las oficinas del club». Con ello, el juez pretende «dar más transparencia informativa a la gestión económica de la entidad».

Laporta, que se presentó junto a Oliver el pasado 15 de febrero en el juzgado, confiaba en obtener una resolución favorable y tener acceso a una citada auditoría a la que, según el propio presidente Rosell, fue invitado en dos ocasiones a ver en las oficinas del club, sin que se presentara en ninguna de ellas.

Cabe recordar que los servicios jurídicos del FC Barcelona están ya trabajando en la presentación de la acción social de responsabilidad contra Laporta, aprobada en la pasada Asamblea de Compromisarios del club, en base a unas pérdidas globales de 48,7 millones de euros bajo su mandato, y con un resumen de la ‘Due Diligence’ de KPMG como principales argumentos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído