López hará «todo lo posible» para lograr la paz pero no convocará una mesa para «pagar un precio» a ETA

El lehendakari, Patxi López, se ha comprometido a «hacer todo lo posible» para lograr la paz y la libertad en Euskadi, aunque ha rechazado la convocatoria de una mesa de partidos para pagar a ETA «un precio para dejar de matar». Además ha afirmado que la manifestación convocada para el próximo mes en Madrid contra la legalización de Sortu está «mal enfocada» y no coincide «en absoluto» con el apoyo del PP a la misma.

López ha comparecido este viernes en la sede de la Presidencia del Gobierno vasco, en Vitoria, para informar sobre las reuniones que ha mantenido en los últimos días con los partidos con representación parlamentaria para analizar la situación generada tras la tregua de ETA y la presentación de Sortu, el nuevo partido de la izquierda abertzale.

El lehendakari ha manifestado que la democracia «está venciendo al terror», aunque ha destacado la necesidad de que la izquierda abertzale siga dando pasos para acabar con la «desconfianza» hacia su apuesta por las vías políticas.

En este sentido, ha emplazado a la antigua Batasuna a exigir ya «la desaparición de ETA» para dar credibilidad a su rechazo a la violencia de la banda. Además, ha pedido a la ciudadanía que «mantenga el nivel de exigencia democrática que ha forzado a los violentos a dar los pasos que están dando».

«NO SERA LA ULTIMA»

El lehendakari ha anunciado que la ronda de contactos que ha mantenido «no será la última» y que este tipo de encuentros tienen el objetivo de «mantener la unidad de los demócratas en las cuestiones fundamentales de la lucha antiterrorista». En este sentido, ha indicado que a pesar de que en las reuniones se hayan evidenciado «posiciones diferentes» en algunas cuestiones, existe «unanimidad absoluta» en el hecho de que el objetivo prioritario es acabar con el terrorismo.

López ha reiterado su convicción de que el Estado de Derecho es «el mejor medio» para acabar con la banda y para «reducir a los colectivos que le han dado cobertura». En esta línea, ha destacado que posiciones como la tolerancia cero con la violencia han sido las que «nos han traído hasta aquí».

Aunque ha afirmado que «estamos llegando al final», ha precisado que aún no se ha alcanzado «la meta». Por ese motivo, ha subrayado que hay que actuar «con serenidad y prudencia». También ha planteado que hay que mantener los objetivos «claros» y que éstos son terminar con el terrorismo y fomentar la tolerancia y la convivencia en la sociedad vasca.

El lehendakari ha asegurado que «en la lucha contra el terrorismo y contra los planteamientos políticos totalitarios, debe haber un claro vencedor: la democracia y la libertad común de la ciudadanía». En este sentido, ha considerado que «la democracia está venciendo al terror».

«FRUSTRACIONES»

Respecto a la antigua Batasuna, ha afirmado que han sido «la firmeza y las convicciones democráticas» las que «le han obligado a optar entre el abismo de la marginación, o la incorporación, con todas las consecuencias y condiciones, al sistema democrático». De todas formas, ha recordado que dadas las «frustraciones» generadas en los últimos años, la izquierda abertzale debe dar más pasos para acabar con la «desconfianza» que siente hacia ella la sociedad vasca.

«La izquierda abertzale debe ser consciente de que debe ganarse la confianza de los vascos. Porque otras veces han pervertido las palabras y han rechazado la mano generosa tendida por los demócratas», ha advertido.

En ese sentido, se ha preguntado por qué, al margen de rechazar la violencia «futura» de ETA, los dirigentes de la izquierda abertzale no solicitan ya, de forma clara, la desaparición de la banda. Tras recordar que la decisión definitiva sobre la inscripción de Sortu en el registro de partidos depende de la Justicia, no ha descartado reunirse con dicha formación si finalmente es legalizada. «Yo hablo con todas las fuerzas legales de este país», ha indicado al ser preguntado por esta posibilidad.

El lehendakari ha rechazado la propuesta de algunas formaciones para crear una mesa de partidos con el fin de facilitar el final del terrorismo. López ha afirmado que no piensa que un foro de ese tipo sea «necesario ni conveniente», ya que se trata de «una vieja reivindicación que ETA asocia a la consecución de sus objetivos políticos, esos que ha pretendido imponer con el terror». En este sentido, ha rechazado permitir que un órgano de ese tipo «se convierta en una ventanilla para pagar un precio por dejar de matar».

López ha recordado que la democracia ya dispone de instituciones como el Parlamento para debatir sobre estas cuestiones. A su juicio, «el fin del terrorismo debe suponer una mayor legitimación de nuestras instituciones democráticas», ya que «si la izquierda abertzale decide integrarse definitivamente, tendrá las puertas de las instituciones abiertas para debatir en igualdad de condiciones con el resto de los partidos».

CONVIVENCIA

Por otra parte, ha señalado que el fin de la violencia «debe implicar, también, un gran esfuerzo para lograr la unidad de la sociedad vasca». «Vivimos juntos y vamos a seguir viendo juntos. No podemos permitir que, al finalizar el terrorismo, surja una nueva frontera que recorra nuestros pueblos, ahondando la división social», ha advertido.

En este punto, ha afirmado que «la concordia social en Euskadi» debe pasar por tres ejes: «justicia, verdad y democracia», unos objetivos a los que, según ha señalado, deben contribuir las instituciones.

Tras insistir en la necesidad de actuar con «cautela» para «no frustrar esta oportunidad», ha anunciado que hará «todo lo posible para que, esta vez, el deseo de todos por lograr la libertad se convierta en esperanza verdadera».

La manifestación convocada por algunas asociaciones de víctimas para el mes de abril en Madrid, en contra de la legalización de Sortu, también ha sido objeto de análisis por parte de López. Tras mostrar su respeto hacia la convocatoria, la ha calificado de «preventiva», ya que el Estado «no negocia ni negociará» con ETA.

Además, ha indicado que si pretende reclamar que Sortu no sea inscrita en el registro de partidos, está «mal enfocada», dado que esta es una decisión que han de adoptar «sin presiones» los tribunales. Asimismo, ha afirmado no coincidir «en absoluto» con la decisión del PP de apoyar la marcha.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído