22-M.- Hereu (PSC) clama unidad tras las primarias y siente «propios» a los defensores de Tura

El alcalde de Barcelona, el socialista Jordi Hereu, ha hecho este sábado un llamamiento a la unidad de todos los militantes y simpatizantes después del proceso de primarias que le ha enfrentado a la diputada Montserrat Tura, asegurando que siente «como propios» a los que defendieron la candidatura de la ex consellera.

Lo ha asegurado durante su intervención este sábado en el Consejo Nacional de la Federación del PSC de Barcelona, donde ha sido proclamado candidato a la reelección al frente de la Alcaldía de la capital catalana.

«Ahora necesito la fuerza que todos pusisteis en aquel debate para los tres meses intensos que vienen de campaña», ha arengado el alcalde, pidiendo al partido que deje de lado del debate interno para centrarse en combatir al adversario político.

Hereu ha explicado que una conversación mantenida con Tura este viernes ambos se mostraron satisfechos del resultado de las primarias, en las que creen haber «respetado al otro más allá del debate, valorando a un compañero al que te unen los mismos valores».

Sobre el debate surgido en las redes sociales a raíz de las primarias, se ha mostrado «sorprendido por la cantidad de blogueros» del partido, a los que también ha pedido que desde ahora dirijan sus fuerzas contra el adversario, que, afirma, no está en el partido.

El alcalde –quien ha asegurado que «cuando se está decidido a darlo todo, también se está a perderlo todo»– se ha mostrado dispuesto «a cambiar lo que haga falta, incluso alguna actitud personal» para conseguir la reelección.

Así, ha afirmado que las primarias han sido un ejemplo de que si se quiere, se puede ganar, y ha concluido que «no hay ningún barcelonés que si lo piensa bien, no nos pueda apoyar».

VE AMENAZA EN LA DERECHA

Con la voluntad de pasar página tras las primarias, Hereu ha advertido de que la amenaza real para Barcelona es que CiU llegue al gobierno municipal, ya que «si gobierna la derecha, Barcelona se parará».

En su discurso, ha asegurando que si CiU y PP tienen peso en la capital catalana, se demorarán muchos proyectos de la ciudad y se eliminarán otros, ya que «Cataluña hará pagar la crisis a la ciudad, y el ajuste se llamará Barcelona».

Hereu ha insinuado que Trias será «un alcalde marioneta» en manos del Govern de CiU, y el Ayuntamiento se convertirá en una administración a su servicio, que perdería ambición y congelaría el impulso social.

En esa línea, ha vaticinado que si el PSC pierde la alcaldía ,»Ciutat Vella será entregada a la lógica del mercado, el Besós se olvidará, se volverá a la concepción de cuidar el centro olvidando la periferia» y se paralizarán proyectos como la reforma de la cárcel Modelo y el mercado de Sant Antoni.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído