Pajín apuesta por «aprender» de la memoria de las víctimas en vez de «arrojársela a nadie»

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha abogado por «aprender» de la memoria de las víctimas, en lugar de «arrojársela a nadie», porque debe de servir de «anclaje» para abordar el futuro.

Pajín ha destacado que la memoria de las víctimas debe de servir para «no repetir errores» durante la inauguración, en el barrio de Riberas de Loiola de San Sebastián, del ‘Jardín de la Memoria’, que recuerda a las víctimas de la violencia, las guerras y el terrorismo.

En el acto, la ministra ha estado acompañada del alcalde donostiarra, Odón Elorza, y la directora de la Oficina de Atención a Víctimas del Gobierno vasco, Maixabel Lasa, así como por familiares de víctimas de diferentes violencias.

Además, han asistido víctimas de la violencia de ETA, del Batallón Vasco-Español o de la violencia de género, así como decenas de ciudadanos, y el subdelegado del Gobierno en Guipúzcoa, Pedro Luis Río, entre otros.

Pajín ha destacado que el ‘Jardín de la Memoria’ está «cargado de simbolismo y valores» y ha afirmado que se debe mantener la memoria de las víctimas para que sirva de «anclaje» para mirar al futuro.

Además, ha mostrado su deseo de que este nuevo espacio donostiarra sirva de «reconocimiento a todas las víctimas» y para «la convivencia pacífica y en libertad con mayúsculas». «Un jardín que sirva contra la indiferencia y también contra el olvido», ha insistido, para añadir que este debe ser un espacio «donde debemos caber todos, donde no sobra nadie desde un compromiso con la democracia, la libertad y la paz».

Por su parte, Lasa ha destacado que éste es «un enclave simbólico, que estimula la reflexión sobre nuestra condición humana, y por qué no, un lugar que permite soñar en un mundo mejor».

ELORZA

Además, Odón Elorza ha explicado que el nuevo ‘Jardín de la Memoria’, con más de dos hectáreas, de estilo japonés y que contará con floración blanca durante todo el año, se erige en memoria de las víctimas de la violencia, las guerras y el terrorismo, y ha anunciado que la segunda fase comenzará una vez se cubran las vías del tren.

El primer edil donostiarra ha destacado que éste es un espacio «lleno de vida, para el recogimiento, la reflexión sobre el significado de los derechos humanos, de la paz y de la libertad aquí y en todo el mundo, para idear las bases» de la paz.

Tras el acto, que ha contado con distintas actuaciones de música, danza y un recital de poesía, se han repartido bolsitas con semillas entre los asistentes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído