Caamaño pide el voto para el PSOE para «resetear a la derecha más cavernícola»

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha pedido este sábado el voto para el PSOE a fin de poder «resetear de una vez a la derecha más cavernícola» que hay en España y, en clave gallega, ha señalado que el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, «cada vez se parece más» a sus homólogos en Madrid y Valencia, Esperanza Aguirre y a Francisco Camps, respectivamente.

En un acto en la localidad coruñesa de Ares en el que acompañó al candidato socialista a la reelección, Julio Iglesias, Caamaño se ha referido al «despresidente Feijóo», que está «en la fase de deshacer», pero que «cada vez se parece más a Aguirre y Camps» en sus «líos». «Utilizan las mismas mañas», ha incidido, ante un centenar de personas entre las que se encontraban los diputados autonómicos Francisco Cerviño y Beatriz Sestayo.

Al hilo de la «austeridad» que a menudo preconiza el jefe del Ejecutivo autonómico, se ha preguntado si la autovía de Costa da Morte, de donde es natural el ministro, es «un ejemplo de austeridad», ya que adjudicó esta infraestructura con un coste de 160 millones de euros más que el proyecto del bipartito, pese a que ha recaído sobre la misma empresa.

Referido al ámbito local, ha descrito a Julio Iglesias como «una persona de palabra y con pasión», que «siempre anda pidiendo cosas» para «hacer proyectos y cumplir con Ares». «Es de lo que tratan estas elecciones», ha señalado el también presidente de los socialistas coruñeses, para pedir el aval a su gestión dado su «compromiso» y por ser «un ejemplo» para muchos regidores de Ferrolterra.

FEIJOO, «DIRECTOR DE LA ORQUESTA»

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG, Manuel ‘Pachi’ Vázquez, ha insistido en que su partido lleva a la Costa da Morte el Parador Nacional de Turismo mientras que el PP «sólo» lleva «la Operación Orquesta». «Y el director es Feijóo, que habla de regeneración, pero da cobertura a ese tipo de actitudes», ha remarcado.

Refiriéndose al «inefable y austero Feijóo», ha vuelto a la carga con la reducción de asesores y le ha recriminado que «pide austeridad mientras mantiene a 45 asesores personales». «Más de uno para cada día del mes», ha ironizado, para preguntarse cómo harán «los que no tienen ninguno», como él mismo, según ha dicho.

Tras rechazar «clases de municipalismo» del presidente que impuso un canon del agua que implica multiplicar su coste «un 140 por ciento», ha llamado a los alcaldes socialistas a constituirse en «barricada» contra sus políticas. «No podemos permitir que los ayuntamientos sean los cobradores de impuestos para sus cacicadas partidarias», ha subrayado, en alusión al reparto de los fondos de la Xunta de forma «discriminatoria» y no como «el Plan E».

En cuanto a la propuesta del mandatario autonómico de limitar el sueldo de los regidores, ha denunciado casos en ayuntamientos de 1.300 personas, gobernados por el PP, cuyos alcaldes cobran «más de 50.000 euros anuales». También ha censurado su «frivolidad» al volver a pedir explicaciones sobre el calendario de llegada del AVE cuando el Gobierno central es «el único que cumple con Galicia». «No nos fiemos de ellos», ha advertido.

Por el contrario, Vázquez ha pedido el voto para Julio Iglesias para «refrendar sus políticas y rechazar las del PP», que consisten en reducir medicamentos y suprimir la pensión de 520 euros de las mariscadoras». En concreto, para el candidato socialista en Ares ha solicitado que pueda gobernar con «mayoría absoluta».

PROMETE «NO FALLAR»

En su turno de intervención, después de proyectar un video de repaso a las actuaciones puestas en marcha desde su llegada a la Alcaldía de Ares y los retos de campaña, Iglesias ha aprovechado su primer mitin de campaña para comprometerse a «no fallar» a sus vecinos.

Además, ha presentado a todos los integrantes de su candidatura, que cierra su padre, y ha pedido el respaldo de los aresanos para que esta localidad «siga floreciendo». «Os ofrezco un jardín de rosas», ha prometido.

Previamente, tomó la palabra la diputada Beatriz Sestayo para pedir a los vecinos que «no se queden en casa» el 22 de mayo aunque «llueva, relampaguee o haga un sol fantástico», ya que es necesario «depositar la papeleta del PSOE» para que «siga el progreso».

De lo contrario, según alertó, derechos considerados «irrenunciables» pueden ser «cuestionados», como ocurre en el ámbito autonómico tras la llegada de Feijóo a San Caetano en cuestiones como los servicios públicos y la igualdad, entre otras. «Por no pensar demasiado el voto nos encontramos con que se cuestionan estas cosas», enfatizó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído