PSE de Alava justifica su debacle en las forales porque cundió la percepción que sus votos eran para apoyar al PP

El secretario general del PSE-EE de Alava, Txarli Prieto, ha afirmado que los socialistas deben reflexionar sobre cuáles son sus «líneas rojas» y sobre si gobernar «es un medio y no un fin». Además, aunque ha negado que el pacto de legislatura con el PP haya influido en los resultados electorales del PSE, ha afirmado que, en Alava, se ha «acusado» la percepción social de que los socialistas de este territorio estaban «a disposición» del PP.

Prieto ha analizado este viernes los resultados de las elecciones a las Juntas Generales de Alava, en las que el PSE-EE, con nueve representantes, se ha quedado como la cuarta fuerza tras perder cinco junteros.

Entre los motivos de estos malos resultados, ha citado causas «generales», como la gestión de la crisis económica, y «locales». También ha hecho referencia a motivos «territoriales». En este punto, ha afirmado que el PSE de Alava ha «acusado» la extensión de la percepción social de que, en respuesta al apoyo del PP al Gobierno de Patxi López, los socialistas debían ponerse «a disposición» del Partido Popular para que éste accediera a la Diputación de Alava.

Prieto ha indicado que, de acuerdo a esa tesis, se extendió la idea de que votar al PSE en Alava, más que un apoyo al propio Partido Socialista, iba a «servir» al PP para acceder al Ejecutivo foral. El dirigente del PSE ha lamentado que sus intentos de «contrarrestar» esta idea no hayan tenido «eco» en la sociedad.

«CUESTA ARRIBA»

Respecto a si ha puesto su cargo a disposición del partido, ha indicado que su «responsabilidad» es, «desde la serenidad», analizar las causas de los malos resultados electorales y «enderezar un rumbo que se ha puesto muy cuesta arriba».

A partir de ahí, ha reflexionado sobre la situación en la que se encuentra el Partido Socialista, del que ha afirmado que debe «recuperar un perfil desdibujado».

Prieto ha destacado la necesidad de abordar una «reflexión interna». «A los socialistas, en el futuro, nos va a tocar reflexionar sobre dónde están las ‘líneas rojas’ de nuestras políticas, cuáles no debemos traspasar como proyecto de izquierda y socialista», ha añadido.

Además, ha apuntado a la conveniencia de analizar «si un gobierno es un medio y no un fin» y de determinar «dónde situamos los límites de la presencia o acción en los gobiernos».

El líder de los socialistas alaveses ha rechazado que este análisis esté dirigido al pacto alcanzado en 2009 con el PSE para posibilitar el acceso de Patxi López al Gobierno vasco y a las posibles consecuencias negativas que, en términos electorales, haya supuesto este acuerdo para el PSE.

«ORGULLOSO» DEL GOBIERNO VASCO

Prieto ha afirmado que no cree que dicho pacto haya «influido» en los resultados de las elecciones municipales y forales del 22 de mayo. Asimismo, ha asegurado que no tiene «ninguna duda» de que el PSE-EE hizo «lo que tenía que hacer» al buscar en el PP «los únicos apoyos que se podían recabar para que Patxi López fuera lehendakari».

EL GOBIERNO DE LOPEZ

El dirigente socialista se ha mostrado «muy orgulloso» del Gobierno autonómico y ha afirmado que «no hay ninguna discusión en el Partido Socialista sobre el gobierno del cambio de Patxi López».

Tras afirmar que con sus palabras no se está refiriendo «a ningún gobierno concreto», ha insistido en la necesidad de determinar «cuáles son las ‘línea rojas’ de un proyecto político».

«Somos un proyecto de izquierdas, en una sociedad en la que no todo el mundo piensa igual; hay un pluralismo político, un respeto a la diferencia, y el Partido Socialista no puede pretender abordar al conjunto de la sociedad. El Partido Socialista no es el partido que representa a los 46 millones de ciudadanos, porque entre ellos hay opciones y formas de entender la vida diferentes», ha manifestado.

En esta línea, ha indicado que «a veces en la acción de gobierno, uno llega más lejos de lo que está dispuesto a soportar su electorado, y cuando esto ocurre, se producen resultados electorales adversos».

POSICION EN ALAVA

Por otra parte, no ha aclarado qué postura adoptará el PSE en las Juntas Generales de Alava, donde el PP y el PNV aspiran a recabar apoyos suficientes para gobernar la Diputación foral. Prieto ha reconocido que a pesar de que en un principio había anunciado que el PSE de Alava gestionaría por sí mismo la política de alianzas en este territorio, los malos resultados electorales «han cambiado nuestro papel y nuestra posición en la política a nivel territorial».

De esa forma, ha indicado que será la Comisión Ejecutiva del PSE de Euskadi la que determine la línea del partido en materia de acuerdos postelectorales.

Prieto también se ha dirigido al PNV, al que Bildu ha ofrecido su apoyo para gobernar la Diputación alavesa. El dirigente del PSE a pedido a los jeltzales que aclaren si se deciden por «un futuro político tensionado por la visión radical de Bildu» o si optan por mantenerse como un partido de carácter «institucional».

Respecto al juntero que actualmente se encuentre en disputa con el PNV por presuntas irregularidades en una mesa electoral, ha afirmado que, con independencia de la decisión que adopte este viernes la Junta Electoral Provincial, lo más probable es que ésta sea recurrida ante la Junta Central.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído