El nuevo Ayuntamiento de Barcelona se constituirá el 1 de julio tras una impugnación del PP

El nuevo Ayuntamiento de Barcelona surgido tras las elecciones municipales del 22 de mayo no se constituirá el próximo sábado –lo hará el 1 de julio– después de que el PP haya presentado recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para lograr el noveno concejal, han explicado a Europa Press fuentes del PP.

Los populares han decidido agotar así todas las vías después de que la Junta Electoral Central (JEC) desestimara el viernes buena parte de su reclamación sobre los votos nulos que creen válidos, con lo que se retrasará el pleno, situación que también se dio en 1991.

Si los populares obtuvieran el noveno concejal restarían uno a CiU, que el 22-M obtuvo 15, y con los recursos previos ante la Junta Electoral de Zona y la JEC ya consiguieron reducir la diferencia de votos para hacerse con él a 56 sufragios.

En un comunicado, el concejal electo de CiU Joaquim Forn ha mostrado su «respeto» por el derecho del PP a presentar el recurso, pero ha advertido de que este proceso no servirá para modificar las mayorías del pleno del consistorio y sí para retrasar la acción del nuevo gobierno.

Para Forn, la capital catalana «necesita un nuevo equipo de trabajo con capacidad para encarar los retos» del momento, como la crisis, la capacidad de responder a las necesidades sociales y recuperar la confianza de la gente en una administración municipal que debe ser ejemplo de austeridad y eficiencia.

«Esta parálisis política de casi un mes tendrá sus complicaciones, y nos obligará a establecer y arbitrar un sistema para tirar adelante decisiones que debe tomar el nuevo gobierno y que no pueden esperar», ha concluido.

El PP ha impugnado 66 votos nulos que cree válidos porque sólo tienen una marca al lado del nombre del candidato, y ha dado por hecho que con este recurso el nuevo consistorio no podrá constituirse este sábado, de forma que la constitución pasaría al 1 de julio.

Tras el escrutinio de la noche electoral del 22 de mayo, el PP estaba a 113 votos del noveno concejal, pero esta diferencia se situó en 60 después del escrutinio de oficio realizado pocos días después y después de corregirse errores de recuento.

Los populares han defendido que al menos 66 de 89 sufragios nulos son perfectamente válidos porque sólo tienen una cruz o una marca al lado del nombre de uno de los candidatos de su lista, especialmente del líder municipal, Alberto Fernández Díaz.

Sin embargo, la Junta Electoral de Zona lo desestimó y JEC sólo consideró válidos cuatro de los votos que no se incluían en el paquete de los 66, de forma que la diferencia de votos que le separan del noveno concejal está en 56, pero fue desestimada su reclamación de los 66.

NUEVA REUNION TRIAS-PORTABELLA

Pese a todo, el futuro alcalde, Xavier Trias (CiU), sigue con los contactos para explorar colaboraciones para el nuevo mandato, y se ha reunido este lunes con el líder municipal de la coalición independentista UxB, Jordi Portabella (ERC), ha informado UxB y han confirmado a Europa Press fuentes de CiU.

Portabella ha comunicado a Trias que no decidirá su voto en la investidura hasta que el convergente haga su discurso y explique sus «líneas maestras» para el próximo mandato en el Ayuntamiento.

El republicano también se ha referido al recurso del PP lamentando que «judicialice las decisiones políticas por intereses partidistas».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído