Rajoy prepara una campaña de proximidad y con actos pequeños

El líder del Partido Popular y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, está diseñando una campaña electoral de «proximidad» y con actos pequeños, ya que su prioridad será mantener encuentros sectoriales con representantes de la sociedad en lugar de los tradicionales grandes mítines con miles de afiliados.

Así lo adelantó en rueda de prensa el vicesecretario general de Comunicación del PP, Esteban González Pons, tras una reunión del comité de campaña del partido con los responsables territoriales en toda España.

González Pons aseguró que la de Rajoy será una «campaña moderada y de centro, como es el PP y Mariano Rajoy» con el objetivo principal de que los ciudadanos tengan que escoger entre «continuidad y cambio» en las próximas elecciones generales.

Indicó que los tres valores de la campaña de Rajoy serán «austeridad, transparencia y no prometer lo que no se pueda cumplir». También se dará menor importancia a la presencia en televisión, aunque por ahora se sigue contemplando celebrar debates electorales con el candidato del PSOE.

El PP priorizará los actos sectoriales de Rajoy para facilitar que los distintos representantes sociales «puedan entrevistarse con el próximo presidente del Gobierno». «Sobre todo, queremos que los que no votaron nunca al PP y van a votar por primera vez estén con Mariano Rajoy», apostilló.

González Pons adujo que «el principio que guía al PP es hacer más con menos» y eso es lo que pretende hacer si gana las próximas elecciones generales y llega a La Moncloa.

Insistió en que, para ello, es necesario ahondar en la idea de cambio porque considera que la cita con las urnas del próximo 20 de noviembre «las ganará quien consiga trasladar a los españoles que representa el cambio».

En este sentido, avanzó que si Rajoy llega a La Moncloa lo primero que hará será «ver cómo están las arcas y decir si hay o no dinero». «Luego veremos qué se puede hacer», agregó.

Preguntado sobre el número de funcionarios en España, indicó que «no sobran» y «merecen un gesto de confianza por parte de los políticos». Aseguró que, para el PP, lo que sobran en el país son «cargos políticos en puestos que deberían ocupar los funcionarios» y avanzó que el deseo de su formación es darles «más responsabilidad» en un próximo Ejecutivo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído