Txiqui Benegas: Rubalcaba puede gestionar «mucho mejor» la paz que Rajoy

El candidato socialista al Congreso por Vizcaya Txiki Benegas ha destacado que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, puede gestionar la paz «mucho mejor» que Mariano Rajoy, a quien ve como «una incógnita». Asimismo, ha advertido al PNV de que, con su propuesta de un nuevo estatus político para Euskadi, puede «caer en la tentación» de «dividir este país por la mitad» y volver a una política de «enfrentamiento duro».

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente socialista ha recordado que «no hay obligación ninguna» de acercar presos de ETA al País Vasco y ha pedido a los gobiernos que tengan «prudencia, calma y discreción».

Además, tras recordar que la crisis es «bastante menor» en Euskadi en su gravedad que en el resto de España, ha destacado que en el País Vasco hay un motivo de «esperanza y alegría en las calles» tras el anuncio de ETA.

«Rubalcaba ha sido uno de los artífices de este éxito y Rajoy es una incógnita a la hora de gestionar la paz. Además, algunas cosas que dicen sus entornos pueden introducir la idea de que se puede producir un retroceso en esta conquista histórica. Gestionar la paz es muy importante para el futuro de nuestro pueblo y puede hacerlo mucho mejor Rubalcaba que Rajoy», ha expresado.

Según ha destacado, es «evidente» que el cese de la actividad armada se ha producido «bajo dos gobiernos socialistas», lo que, a su juicio, les otorga «derecho a gestionar la paz». «No es capitalizarlo de modo partidista, sino resaltar que se ha producido bajo mandatos socialistas y eso es un éxito compartido con los demás. Se abre una nueva etapa para gestionarlo porque aún hay heridas abiertas y mucho dolor y esto requiere de la gran política», ha añadido.

En lo que se refiere a la posibilidad de establecer medidas de gracia para los presos de ETA, el dirigente socialista se ha mostrado partidario de «tener prudencia y calma», ya que «el primer objetivo es asentar la convivencia en libertad y gestionar la irreversibilidad de la paz». En este sentido, ha abogado porque «los gobiernos» tengan «prudencia, calma y discreción».

Benegas ha destacado, asimismo, que «no hay obligación ninguna» de acercar presos de ETA al País Vasco y ha recordado que la presente es la primera campaña que «socialistas y PP» pueden encararla «en libertad». Del mismo modo, ha expresado que un acercamiento de presos sólo favorece «las condiciones de visitas» de los familiares porque «las cárceles por dentro son iguales».

«MUERTOS EN CAMPAÑA»

«Nosotros hemos tenido varios muertos en campañas electorales como Enrique Casas y Fernando Múgica. Recuerdo que en 1986 cuando ganamos las elecciones no me anunciaban en los mítines y me llevaban a uno u otro en función de lo que decían los escoltas», ha manifestado.

Por lo que se refiere a la existencia de conflicto político en Euskadi, Benegas ha indicado que éste no existe «tal y como se plantea». «Lo que ha habido es que unas gentes con apoyo social decidieron que no aceptaban las reglas del juego democrático y trataron de imponer su proyecto político a tiro limpio. Ese ha sido el conflicto», ha continuado.

El representante socialista ha analizado también la propuesta de PNV de proponer un cambio de estatus del País Vasco en 2015 y le ha recordado que los nacionalistas hablan a cuatro años vista y «aquí ahora tenemos cuatro años que son decisivos para todos».

«Europa está viviendo momentos muy graves y se puede estar produciendo un fracaso europeo. Estos cuatro años son decisivos para ver cómo se resuelve esto y cuál es el futuro de prosperidad», ha indicado.

Respecto al Estatuto de Gernika, ha reconocido que es «reformable», pero ha matizado que tuvo un «gran consenso». «Se puede reformar, pero, para llevarlo a cabo, vamos a ponernos de acuerdo si hay que hacerlo porque, para mí, es un gran Estatuto que ha permitido el mayor autogobierno que ha tenido Euskadi a lo largo de toda su historia», ha señalado, para advertir de que PNV puede «caer en la tentación de dividir este país por la mitad y volver a una política de enfrentamiento duro».

CRISIS

En referencia a la coyuntura de crisis económica, el dirigente socialista ha lamentado que su formación se ha encontrado con una «situación insólita y no prevista». «Una crisis de dimensiones globales con dientes de sierra que ha producido una situación muy difícil para todos los gobiernos», ha añadido, para destacar que «líderes como Sarkozy o Merkel» también lo están sufriendo.

LOS INDECISOS

Pese a reconocer que los socialistas «no lo tenemos fácil», pero que, en la política como en el fútbol, «si hay partido, hay que jugarlo hasta el último minuto», ha valorado que la primera dificultad pasa porque muchos votantes socialistas aún no han decidido si «van a votar al PSOE u optan por la abstención».

«El esfuerzo que tenemos que hacer es convencerles de que no es lo mismo que gane Rajoy o Rubalcaba, que son dos modelos radicalmente diferentes para salir de la crisis. Uno manteniendo la cohesión social, la sanidad y la educación pública y el otro es un modelo de salida de la crisis como hace la derecha en todos los sitios; con recortes sociales y bajada de impuestos a los que más tienen», ha expresado.

Respecto a la situación económica en Euskadi, Benegas ha valorado que su gravedad es menor que en el resto de España, algo que no es consecuencia de «los conciertos económicos», sino a que, entre otras cuestiones, ha habido «poca burbuja inmobiliaria, un tejido industrial muy sólido que está exportando y a que las cajas vascas están dando más créditos y de modo más fluido que las españolas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído