Cerca de 3.000 voluntarios vascos participaron en la campaña ‘A limpiar el mundo’

Cerca de 3.000 voluntarios del País Vasco participaron, entre el 16 de septiembre y el 16 de noviembre, en la campaña ‘A limpiar el Mundo’, promovida por el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno vasco, y que tiene como propósito recordar que una acción de limpieza, restauración y conservación del medio ambiente local tiene un impacto de carácter global.

‘Nuestro entorno, nuestro planeta, nuestra responsabilidad’ ha sido el lema elegido para celebrar el vigésimo primer aniversario de esta iniciativa auspiciada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En esta ocasión, 26 municipios vascos se han beneficiado del trabajo desarrollado por los voluntarios, pertenecientes a otras tantas organizaciones que agrupan a colectivos diversos: discapacitados, alumnos y profesores de todos los ciclos formativos, trabajadores y empresarios, investigadores, etc.

Las personas voluntarias han realizado más de 50 actividades de limpieza, reciclaje y recuperación de residuos, conservación y restauración de bosques autóctonos, acondicionamientos de huertos y jardines, o acciones de movilidad sostenible, sensibilización e información. En total, se han recuperado 63 hectáreas de terreno y retirado más de dos toneladas de residuos, de los que se han reciclado el 60 por ciento.

La Consejera de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca, Pilar Unzalu, ha destacado que «este tipo de campañas demuestra el alto grado de implicación de la sociedad vasca en la protección y cuidado activo de nuestro Medio Ambiente». Unzalu ha destacado también la labor de todas las personas que se han sumado voluntariamente a las tareas de limpieza y retirada de los restos que dejaron las recientes inundaciones, las cuales afectaron especialmente a Guipúzcoa.

A juicio de la consejera, esta respuesta ciudadana «nos motiva para reforzar nuestro compromiso» con programas de concienciación y educación como ‘Agenda 21 Escolar’, en el que participan el 70 por ciento de los centros escolares con enseñanza obligatoria de Euskadi, o Azterkosta e Ibaialde, en los que se analiza y reflexiona sobre la evolución de nuestra costa y ríos, así como los programas que se llevan a cabo en el centro de la biodiversidad, equipamientos o centros de interpretación ambiental, entre otros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído