El Ayuntamiento de Madrid prevé alcanzar el equilibrio presupuestario en 2012

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este jueves los presupuestos municipales de 2012, con los que el Consistorio prevé alcanzar el equilibrio presupuestario, anticipándose en dos años al objetivo de la ley que fijaba en tres los ejercicios necesarios para recuperar la estabilidad económica.

La hoja de ruta es el Plan Económico Financiero (PEF), aprobado también en la sesión plenaria. Las nuevas cuentas recogen un incremento del 39% de la partida destinada a Madrid Emprende, que permitirá poner en marcha medidas como el reintegro del 50% de las cuotas de la seguridad social de los jóvenes autónomos, la puesta en marcha de las zonas francas urbanas, o la creación de un fondo de inversión municipal, para lo que se fija un presupuesto de más de 6,7 millones de euros.

También se establece una nueva bonificación en el IBI para los emprendedores que inicien nuevas actividades empresariales en 2012: los dos primeros años estarán exentos del pago y el tercero y cuarto solo pagarán el 50%. Esta bonificación se aplicará retroactivamente a los contribuyentes que iniciaron nuevas actividades empresariales durante los ejercicios 2010 y 2011. Asimismo, se flexibilizarán los requisitos para que las empresas puedan disfrutar de la bonificación por creación de empleo.

En el presupuesto de servicios sociales está prevista la puesta en marcha de nuevos equipamientos, como diez nuevos centros de día, tres centros municipales de mayores, una nueva escuela infantil, una escuela de música y un centro de atención a mujeres.

Así mismo, el presupuesto aprobado este jueves ya recoge los primeros acuerdos de los trabajos de la Comisión de Duplicidades Comunidad-Ayuntamiento.

El presupuesto de 2012 es el primero que el Ayuntamiento ha tenido que elaborar sin la información del Ministerio de Economía y Hacienda sobre la participación en los ingresos del Estado, que se ha calculado de forma indirecta a través de los datos incluidos en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2012.

Así, el Consistorio se ha visto abocado a presupuestar un incremento del 7,4%, resultado de un aumento previsto en las entregas a cuenta del 3,4% al que se adiciona el importe de la liquidación positiva de 2010 (unos 178 millones de euros), después de haber descontado los saldos a devolver al Estado por los ejercicios 2008 y 2009 (una quinta parte de cada uno de estos años).

Para los ejercicios de 2013 a 2016 se ha considerado una variación acorde a los índices de variación del PIB real previstos en el último Programa de Estabilidad del Reino de España, tomando en este caso para 2015 y 2016 la misma variación que la prevista para 2014 (2,3%; 2,4 % y 2,6%, desde 2012 a 2014, respectivamente).

También se ha tenido en cuenta en las previsiones de ingresos, el nuevo valor catastral que tendrá Madrid a partir de 2012, tal y como establece el artículo 28.3 de la Ley del Catastro Inmobiliario. Por término medio el valor catastral para uso residencial se incrementa en un 74% respecto al de 2001, una subida inferior a la de la anterior revisión, que fue del 129%.

Por otra parte, este será el tercer presupuesto consecutivo en el que Madrid no actualizará los tipos de los impuestos y tasas municipales, en función del IPC, medida que se mantendrá durante los años de vigencia del PEF. Esta decisión supone que Madrid sigue teniendo el segundo menor tipo del IBI de las seis grandes ciudades, sólo ligeramente superior al de Zaragoza.

De igual modo, las previsiones de ingresos de los capítulos 1, 2 y 3 se han calculado mediante una anticipación de los futuros impagos que puedan producirse durante los ejercicios siguientes. Es decir, se anticipan las futuras bajas de ingresos que puedan producirse durante los ejercicios 2013 a 2017.

Al estimarse menos ingresos, se produce una contención del gasto público en origen. La finalidad de esta medida consiste en liquidar a partir del presupuesto de 2012 con superávit presupuestario, ya que la ejecución de los ingresos debería ser superior al 100 % en los capítulos 1, 2 y 3 (precisamente como consecuencia del importe detraído por estas anulaciones anticipadas de ingresos).

Con estos criterios, las previsiones consolidadas del Ayuntamiento y sus Organismos Autónomos para los ingresos totales para 2012 alcanzan 4.675,9 millones de euros, lo que supone un importe ligeramente superior (1,9%) al presupuesto de 2011, situando el volumen de recursos en niveles similares a los de hace 5 años (liquidación del presupuesto de 2007).

CRECEN LOS INGRESOS CORRIENTES

Para 2013 las previsiones de ingresos corrientes varían positivamente un 2,9% respecto a 2012. Sin embargo, la desaparición de ingresos derivados de activos financieros hace que los ingresos totales se reduzcan hasta 4.569 millones de euros, un 2,3% respecto de 2012.

En 2014, 2015 y 2016 las previsiones de ingresos corrientes tienen con una evolución positiva del 3,3% en 2014 y 2015, y del 3,6% en 2016; mientras los ingresos totales, lo hacen a tasas del 1,9; 2,9 y 3%.

En 2012 Madrid dejará de ingresar 152 millones de euros solamente en impuestos municipales como consecuencia de los beneficios fiscales (sin computar las tasas y precios públicos municipales), de los que el 83% son obligatorios por ley sin compensación por el Estado, es decir, 125,6 millones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído