Arenas anuncia una «reducción espectacular» de las oficinas de la Junta en el exterior si gana las elecciones

El presidente del PP-A, Javier Arenas, anuncia que de convertirse en presidente de la Junta de Andalucía tras las próximas elecciones autonómicas acometerá una «reducción espectacular» de sus oficinas en el exterior, de modo que quede claro que la política en esta materia «la hace el Gobierno de España».

Así lo ha destacado durante su intervención abierta a los medios de comunicación este miércoles en el marco de la reunión que ha celebrado en Jaén con los diputados en el Congreso y los senadores del partido en la citada comunidad. En ella, ha aludido al debate abierto tras el ofrecimiento del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, para que las regiones puedan destinar personal suyo «a las embajadas, consulados u oficinas comerciales españolas para que atiendan específicamente a sus intereses» con el fin de «evitar duplicidades y crear sinergias».

En este sentido, Arenas ha insistido en que «el mejor embajador de las comunidades autónomas es el ministro de Asuntos Exteriores», de modo que con el Gobierno del cambio en Andalucía quedará claro que la política exterior la hace el Gobierno de España». «Propongo que cuando ganemos las elecciones hagamos una reducción espectacular de las oficinas en el exterior. La primero que vamos a suprimir de inmediato es la de Madrid. No tiene sentido una delegación de Andalucía en Madrid», ha declarado al respecto.

BRUSELAS, LA UNICA OFICINA «CON PLENO SENTIDO»

A juicio del líder de los ‘populares’ andaluces la única oficina de este tipo que tiene «pleno sentido es la de Bruselas» porque allí se juega gran parte del futuro de la comunidad. Por ello, según ha incidido, si llega a ser presidente del Ejecutivo autonómico también hablará «cada 15 días con el ministro de Exteriores y estará en Bruselas cada dos meses». En cuanto a las oficinas comerciales, ha considerado que es necesario «llegar a un convenio con el Instituto de Comercio Exterior, IFEX, «para que no se hagan dos funciones» desde el Estado y desde la Junta.

Sobre este mismo asunto, Arenas ha mostrado su desacuerdo con presidentes de otras comunidades, como el de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que consideran antes las embajadas fuera de su territorio frente a otro tipo de gastos y derecho de los ciudadanos. Al respecto, ha defendido que existen «prioridades extraordinariamente más importantes que la de dotarse desde una comunidad de una oficina o, entrecomillas, embajada en el exterior. Eso también es un buen ejemplo para los ciudadanos: Que nos pongamos de acuerdo para que tengamos un servicio común: los del Ministerio», ha destacado el presidente del PP-A, quien ha concluido insistiendo en la prioridad que supone Bruselas en materia exterior y «siempre de la mano del Gobierno de España».

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído