El consejero catalán de Interior pide evitar el alarmismo tras las dos muertes por violencia machista en 2012

El consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, asegura que sería un «disparate» sacar conclusiones estadísticas tras los dos presuntos casos de violencia machista registrados en Cataluña durante los primeros días de 2012.

Ha lamentado también que durante las fiestas de Navidad y de verano suele haber un repunte del número de casos porque «nacen o se reavivan» los conflictos al estar más tiempo en contacto con la familia.

Lo ha dicho así este miércoles al preguntársele en rueda de prensa sobre el asesinato en Girona de una mujer ucraniana presuntamente a manos de su pareja que después se suicidó, y de la mujer que apareció muerta en una masía en Puig-reig (Barcelona), por lo que se está buscando a su marido.

Además, en la medianoche de este miércoles, los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre por acuchillar presuntamente a su expareja y al actual novio en la habitación del hospital donde está ingresada su hija pequeña en Barcelona.

El agresor se abalanzó sobre la mujer con un cuchillo provocándole varios cortes en brazos y manos, y cuando el novio la defendió, también le cortó a él, aunque la vida de ambos no corre peligro.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído