Las facturas del segundo foro balear incluyen un pago de 2.800 euros por once esferas publicitarias

El Instituto Nóos, presidido entre 2004 y 2006 por el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, abonó un total de 2.793 euros por la adquisición de once esferas publicitarias así como por una pistola de aire para inflarlas, un pago que consta entre las facturas presentadas en relación al segundo Illes Balears Forum, celebrado en 2006, a pesar de que la confección de estos artículos fue en realidad solicitada para el evento Turismo Valencia Convention Bureau.

Así consta en el listado de facturas incluidas en el sumario de esta pieza del caso Palma Arena y referidas en concreto al segundo convenio de colaboración que rubricó el Gobierno balear de Jaume Matas con Nóos el 17 de septiembre de 2006 por un importe de 1,1 millones de euros, de los cuales presuntamente fueron desviados 669.413 euros que se plasman en facturas cuyo concepto nada tiene que ver con este evento.

En concreto, la factura hace referencia a once esferas de decoración para incluir en ellas publicidad -dos de ellas de 0,75 metros de diámetro (140 euros cada unidad), seis de un metro (200 euros cada una) y tres de 1,5 metros (350 euros cada una)-, a trece bases circulares por 30 euros casa una, y a una pistola de aire Hitachi para hinchar las esferas por un valor de 240 euros.

Se trata así de una factura que ascendía a un total de 2.408 euros a los que se suma un 16 por ciento de IVA, lo que suma los 2.793 euros abonados por el Instituto Nóos por este concepto a la empresa Air Shop, radicada en Barcelona.

Al respecto fue interrogado en dependencias de la Policía Nacional el administrador de esta mercantil, Luis Mohedano, quien al ser preguntado por si el destino de alguno de estos pedidos era Baleares, aseveró que no ya que sólo eran para Valencia, si bien «desconociendo si el destino era otro». Según apuntó el testigo, las esferas fueron realizadas en su fábrica de Sant Just Desvern.

El empresario explicó que el trabajo lo encargó «una chica que fue varias veces a la fábrica para ver cómo iban los trabajos» y que, en su última visita a las instalaciones, «vi que tenía tres muestras de las esferas hinchadas, comprobando que todo estaba correcto, deshinchando las muestras y llevándose la totalidad del pedido encargado». «La chica comentó que el destino del pedido era Valencia», abundó.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído