La familia de Sonia Palma ha tenido que soportar todo tipo de vejaciones

“Amenazan con marginar a nuestros hijos si no elegimos el modelo catalán”

Una sentencia le da la razón y permite que sus dos niños puedan recibir clases en castellano en Baleares

Nos hicieron una cacerolada a la que asistió el PP

Los meses de sufrimiento han merecido la pena”. Así lo aseguraba ayer a La Gaceta Sonia Palma, la madre de los gemelos de 5 años que necesitaban recibir clases en castellano y que un colegio público de Baleares no contemplaba.–SIGA LEYENDO EN LA GACETA

Al final, la consejería le ha dado la razón y Álvaro y Óscar, que nacieron con un retraso madurativo leve, podrán estudiar algunas asignaturas en castellano, tal y como se lo recomendaron los especialistas. Pero aunque sus hijos no tuvieran ningún tipo de dificultad para el aprendizaje, Sonia no entiende “por qué se le negó un derecho”.

La Consejería de Educación ofrece la posibilidad de que los padres elijan la lengua en la que quieren escolarizar a sus hijos en Primaria, pero “cuando solicitas que sea en castellano, te lo niegan. Nuestro único delito fue pedir lo que nos pertenece por ley”, apostilla.

La familia de Sonia Palma ha tenido que soportar todo tipo de vejaciones. “Nos decían que nos fuéramos a nuestro país, a la Península, incluso nos hicieron una cacerolada a la entrada del colegio”, recuerda. Para mantener a sus hijos ajenos a los abucheos, Sonia tuvo que contarles que era una manifestación por el Día de la Hispanidad.

Fue la propia asociación de padres la que organizó tal acto de bienvenida. “Yo creo que no sabían muy bien por qué estaban allí; creían que estaban ayudando al centro porque el director había expresado su intención de dimitir”, opina. A la cacerolada también asistieron cuatro concejales del PP y el alcalde anunció su intención de estar presente, aunque no lo hizo por “motivos de agenda”.

Al final, el esfuerzo ha tenido su recompensa. “Hemos conseguido las seis horas mínimas de lectoescritura y después el refuerzo de logopedia de cuatro sesiones semanales”, manifiesta. Esto no hubiera sido posible sin la ayuda de la Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB), que fue la que interpuso la reclamación ante la consejería en nombre de los padres. Sonia espera que este triunfo siente precedente.

“Hay muchos casos como el mío. En los centros educativos se manipula a los padres amenazándolos con que si no eligen el modelo catalán se va a marginar a sus hijos o se les va a sacar del colegio. Conmigo también lo hicieron, pero yo tenía muy claro que no me iba a rendir”, asegura.

“Esto no ocurría hace 15 o 20 años, cuando yo estudiaba. Pero tras la inmersión lingüística todo cambió. Han invertido mucho dinero para llevarla a cabo y ponen trabas para evitar que se vuelva al modelo en castellano en el que siempre se ha estudiado en Baleares”.

El presidente de FNCB, Jorge Campos, señala que el informe –firmado por el director general de Planif icación, Inspección e Infraestructuras Educativas, Guillem Estarellas– supone una “victoria para los ciudadanos” en “defensa de los derechos lingüísticos y libertades individuales”, que “demuestra la situación de indefensión” en la que se encuentran los padres “ante el dominio catalanista” en el sector educativo “consentido por el conseller Rafael Bosch”.

De hecho, Sonia Palma intentó denodadamente que Bosch la recibiera, sin ningún éxito. “Todavía estoy esperando que responda a una citación firmada que le envié. Si un asunto de relevancia nacional no es importante para él, no sé qué pensar”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído