CONSEJERA DE AGRICULTURA DE CASTILLA Y LEÓN

Silvia Clemente no hubiera pasado los ‘exámenes’ de Esperanza Aguirre (III)

Un repaso por la hemeroteca hace difícil entender cómo se asignan ciertos cargos en la comunidad

Silvia Clemente considera una "información de cloaca" la acusación sobre sus gastos de protocolo

Cuando hace un par de semanas, en medio de la vorágine de la «Operación Púnica», aparecía citado entre líneas en los informaes de la Guardia Civil el Instituto Tecnológico Agrario dependiente de la Consejería de Agricultura de Castilla y León a nadie pareció extrañarle (Se niega a dimitir por los contratos).

Lo lógico es que ese departamento, depenediente en última instancia de la segoviana Silvia Clemente Municio, hubiera puesto el grito en el cielo. O que la propia consejera hubiera salido al paso.

Pero nada de nada. La razón parece simple, con todo lo que ha llovido, Silvia Clemente tiene ya la piel gruesa como un elefante (La política segoviana bajo permanente sospecha (I)).

Lo que sospecha más de uno es que, si en Castilla y León se aplicaran los ‘examenes’ que Esperanza Aguirre acaba de implantar en Madrid, para filtrar a los candidatos a alcalde, Silvía Clemente no hubiera pasado la prueba.

Los interrogatorios organizados por la presidenta del PP madrileño, como los ‘hearings‘ estadounidenses, forman parte de la batería de media docena de propuestas lanzadas por Esperanza Aguirre, para luchar contra la corrupción.

De hecho, Aguirre se ha basado en el test al que se tuvo que someter Miguel Arias Cañete en el Parlamento Europeo.

Nacida en Pedraza (Segovia) el 6 de septiembre de 1967, es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, y tiene dos hijos.

En 1992 fue nombrada funcionaria en el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Segovia para, cuatro años más tarde, obtener el puesto de Gerente Territorial de Servicios Sociales de Segovia adscrito a la Consejería de Sanidad y Bienestar Social. En 1999, pasa a ser directora general de Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente.

En 2001, se ocupó de la titularidad de la mencionada Consejería y en 2003 de la de Cultura, Turismo y Deporte. En estos momentos ocupa el cargo de consejera de Agricultura y Ganadería.

Habría que añadir entre sus ‘virtudes‘ que es inasequible a la crítica y resistente a los escandalos (Segunda entrega).

No es de extrañar, a la vista de lo que aparece sobre ella en la hemeroteca periodística:

Clemente considera una «información de cloaca» la acusación sobre sus gastos de protocolo –Europa Press

La consejera de Agricultura y Ganadería y candidata del PP por Segovia a las Cortes regionales, Silvia Clemente, calificó hoy como una «información de cloaca» la noticia publicada por el diario Público sobre los gastos de protocolo realizados por el departamento.

Clemente, que visitó la carpa de Tierra de Sabor, instalada en la avenida de Fernández Ladreda, junto al Acueducto, fue preguntada por la información de Público, que apunta que la Consejería de Agricultura ha pagado pulseras, collares y jerseis como gastos de protocolo, según las facturas que, de forma anónima, se han enviado a varios medios de comunicación.

La consejera, en un tono que demostraba malestar, recalcó que no iba a comentar algo que viene de fuentes anónimas, porque además es «información de cloaca».

El extraño caso de Silvia Clemente

La Junta de Castilla y León paga pulseras, collares y jerseys como gastos de protocolo

Un lote de facturas divulgadas de manera anónima pero cuya veracidad nadie cuestiona ha colocado a la consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, en una posición más que incómoda.

Porque, según las facturas, la Consejería pagó 2.800 euros entre marzo de 2009 y diciembre de 2010 por la supuesta compra de extrañas y femeninas atenciones protocolarias como pulseras de abalorios, collares, prendas de punto, un bolso y más complementos. Meses atrás, un informe policial relacionó a Clemente con los manejos de la red Gürtel, pero el juez no tuvo en cuenta las conclusiones de la Brigada de Blanqueo.

La gastronomía se cuela en esta atípica nómina, y lo hace gracias a una comida de 531 euros fechada el 25 de diciembre de 2010. O sea, Navidad, jornada frenética en la Administración española.

Ese día, Clemente comió con su familia en el mismo restaurante, admite la Junta. Pero la factura, dice su Consejería, llevaba fecha equivocada: en realidad, el almuerzo oficial se celebró el 22. Y el otro, el del 25, lo pagaron Clemente y su familia.

Al menos, eso sostiene un escrito del restaurante fechado justo ayer, es decía, un día después de que Público comenzase a preguntar a la Junta de Castilla y León por sus «gastos de protocolo».

Entre otras fruslerías, y además de los abalorios o charms suficientes para montar un museo de miniaturas, hay en la lista una prenda de punto, un cardigan, un chaquetón deportivo, una capelina, un reloj y un bolso de 210 euros.

La Consejería admite haber pagado todo ello. El bolso, dice el equipo de Clemente, era en realidad una funda para el ordenador. ¿De cocodrilo? Sus portavoces añaden que la capelina, una prenda a caballo entre el foulard y el capuchón, se entregó a una residencia de ancianos.

¿La sortearon? No se sabe. Quienes aceptaron hablar con Público dijeron ignorarlo. Es Protocolo el que lleva el control del destino de los regalos, adquiridos casi todos en El Corte Inglés.

Facturas sin pagar

La factura de la funda de ordenador de lujo y abalorios y etcétera es la mayor de todas: 1.045 euros. Uno de los objetos que figuran es un iPod. Pero eso no era para protocolo, cuenta la Consejería, sino para el gabinete de prensa.

Otras cinco facturas, por importe de 975 euros, fueron giradas por El Corte Inglés a la Consejería. Pero, según sus responsables, ninguna de ellas se pagó. ¿Se equivocó El Corte Inglés en un inédito gesto de negligencia administrativa? La Consejería no se atreve a llegar tan lejos.

Ni a desmentir que las facturas fueran recibidas. Simplemente, no se registraron, dicen. Esos cargos eran por una sobrecamisa reversible, una cazadora de nylon, una camisa y algún objeto de joyería, un jersey y un reloj

López dice que Clemente y el PP deben explicar sus «problemas» y que él ya tiene el «mal precedente» de Merino- Europa Press

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Óscar López, ha instado este viernes al PP y a la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, a que sean ellos quienes expliquen sus «problemas» y ha señalado que él, como cabeza de lista del PSOE por Segovia al Congreso, ya tiene el «mal precedente» de Jesús Merino.

López, quien visita la provincia de Ávila en la octava jornada de la campaña electoral, se ha referido de este modo a la información difundida sobre las facturas de objetos como pulseras, collares y jerseis presuntamente pagadas por la Consejería de Agricultura.

Tras reiterar su compromiso de hacer una campaña «positiva y propositiva» y centrada en el futuro de Castilla y León, atribuyó al PP y a la propia consejera las explicaciones a este respecto aunque, matizó, ha reconocido que él tiene el «mal precedente» de Merino.

Respecto a la posibilidad de acudir a los tribunales, López recalcó que el PSOE sólo tiene conocimiento de la información difundida este sábado y reiteró que sea Clemente la que «aclare» lo que «tenga que aclarar».

Silvia Clemente también pagó con dinero público comidas de Navidad y más de 1.000 euros en aperitivos- Los Genoveses

La candidata del Partido Popular por Segovia a las Cortes de Castilla y León y actual consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha adquirido en los últimos tres años con dinero público diversos objetos de uso personal como collares, jerseys, pulseras, lentes oftálmicas o una camiseta de la marca Carolina Herrera. Las facturas, que documentan gastos por encima de los 8.500 euros, forman parte de un dossier elaborado por funcionarios de la Junta de Castilla y León.

Además de estas facturas, el dossier relata de forma muy pormenorizada la actividad política que desempeña la candidata del Partido Popular por Segovia a las Cortes de Castilla y León. De ella se dice que es una «mujer con un acuciante apetito de poder», que destaca por ser una derrochadora nata. Como muestra, el informe incluye varias facturas emitidas en conocidos restaurantes de Castilla y León.

El día de Navidad

Una de las facturas más llamativas fue generada el pasado 25 de diciembre de 2010, día de Navidad, por el restaurante La Posada de la Esencias (La Seca, Valladolid). En total, Silvia Clemente se gastó en este establecimiento 531,55 euros. En la factura queda claro que tras la comida se sirvieron 9 postres y 9 cafés.

Más comidas

Asimismo, el sábado 6 de diciembre de 2008, día en que se conmemoraba la aprobación de la Constitución Española, Silvia Clemente aprovechó que era festivo «para comer con su hija y su novio» en el restaurante El Torreón de Tordesillas, generando un gasto a la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León de 171,41 euros.

Comidas en familia- El Plural

Una cifra muy similar, de 155,74 euros, abonó Clemente el domingo 16 de noviembre de 2008, tras comer acompañada de otras seis personas en el restaurante El Sitio de Segovia. Dos meses atrás, el 12 de septiembre de 2008, la dirigente del PP también pagó con dinero público, siempre según el citado dossier, una comida que realizó con su hija y su novio en la Pizzería Villa d`Este.

Propiedades y sueldo

Pero el informe, cuya elaboración guarda una estrecha relación con las numerosas luchas internas existentes en el Partido Popular de Segovia, también enumera las propiedades de las que dispone Clemente.

Según el dossier, pese a contar con un sueldo de 72.000 euros brutos anuales, la dirigente del PP ha conseguido hacerse con un duplex en Segovia, un piso en Valladolid, un piso en el paseo de la Castellana de Madrid y un negocio de estética en el centro de la capital.

Detalles personales

«Antes de dedicarse a la política y de preparar las oposiciones (al Cuerpo Superior de la Administración de Castilla y León) trabajó de camarera en el Restaurante Horno de Asar Manrique, propiedad de su tío y situado en Sotosalvos, Segovia. Carretera Soria-Plasencia, Kilómetro 173», se agrega antes de entrar a valorar ciertos detalles de la vida personal de la consejera.

Gürtel y muchos caprichos- El País

El informe también alerta de la implicación de la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León en la trama Gürtel (en noviembre de 2010 la Policía aseguró que Clemente recibió presuntamente 144.200 euros de la red de corrupción ligada al PP) y explica que en su Consejería prácticamente no se hace nada «salvo comer a manos llenas pastas de té, galletas Cuétara y Fontaneda, bombones Nestlé de 24,30 euros, bombones sin azúcar, anchoas, mejillones, sardinillas, pepinillos (…) lomo ibérico de bellota, patatas fritas Matutano (…) jamón de Guijuelo o chorizo y salchichón cular ibérico».

Mil euros en aperitivos

Como prueba, el dossier señala que se adquirieron este tipo de productos por un total de 476,85 euros el 23 de septiembre de 2008; por valor de 141,1 euros el 24 de septiembre de 2008; por valor de 255,3 euros el 26 de septiembre de 2008 y por valor de 213 euros el 29 de septiembre de 2008. Es decir, en tan sólo una semana, los caprichos de Clemente y sus colaboradores presuntamente ascendieron a 1.086,25 euros.

Las facturas de la consejera de Agricultura, salpicada también por la ‘Gürtel’

Un bolso, un collar de cuero, una camiseta de la marca Carolina Herrera o una cazadora de nylon. Estos son algunos de los objetos que la candidata del Partido Popular por Segovia a las Cortes de Castilla y León y actual consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha adquirido en los últimos tres años con cargo a la cuenta que su Consejería tiene abierta en varios establecimientos como El Corte Inglés (cuyo número de cliente es el 67.789, según consta en la División Comercial de estos grandes almacenes).

Elplural.com ha tenido acceso a las facturas que pueden suponer un escándalo político en Castilla y León. Su contenido no es para menos. Sólo en 2010, Silvia Clemente facturó en la cuenta de su consejería una cazadora de nylon que le costó 179 euros, dos objetos de joyería por valor de 68 euros y un jersey liso de cremallera valorado en 138 euros. Clemente pasó en 2010 dos veces más por la sección de relojería de El Corte Inglés, gastándose otros 400 euros.

Compras y más compras

En el año 2009, existen otras 7 facturas que ponen en aprietos a la candidata del Partido Popular por Segovia a las Cortes de Castilla y León. Una de ellas está emitida el 5 de febrero de 2009 y documenta la compra de una pulsera, varios abalorios de plata de corazones, un colgante, un chaquetón deportivo, un cardigan de manga larga, un reproductor de música IPOD y un collar sideral de 68 centímetros. En total, la compra ascendió a 1.045 euros.

Abalorios, camiseta de Carolina Herrera…

Cinco días más tarde, el 10 de febrero, la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León emitió otra factura por valor de 144,50 euros a raíz de la adquisición de una cartera de documentos. Ese mismo año Silvia Clemente adquirió un collar de cuero y plata, cuatro abalorios de plata, una camiseta de la marca Carolina Herrera, una sobrecamisa reversible que le costó 250 euros o una pieza de punto y una capelina de cuello delantero por valor de 610 euros.

Guijuelo

Especial mención merece la factura emitida el 1 de enero de 2009 tras la compra en el Supermercado Hijos de Salvador Martín (Guijuelo) por valor de 1.539,73 euros.

También en la óptica

En 2008 también existen hasta ocho facturas extremadamente comprometidas para el futuro político de Silvia Clemente. Las facturas documentan la compra de múltiples objetos en la Real Fábrica de Cristal de la Granja, en la tienda de informática Alba TEC, en Guerro Papelerías SL o en B&B (Ópticos Optometristas), donde compró hasta en tres ocasiones lentes oftálmicas por valor de 248 euros.

Más de 8.500 euros sólo en compras

Todas estas facturas suman un total de 8.508 euros repartidos entre 2008, 2009 y 2010. Facturas que sólo tienen en cuenta compras de artículos, ya que además existen otras que documentan excesivos gastos en restaurantes y hoteles.

Relacionada con la Gürtel- El País

Cabe recordar que esta no es la primera vez que el nombre de Silvia Clemente se relaciona con actividades que dejan en muy mal lugar al Partido Popular. Sin ir más lejos, en noviembre de 2010 todos los medios de comunicación se hicieron eco de la existencia de un informe de la Policía que sostenía que la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León recibió presuntamente 144.200 euros de la trama Gürtel. Acusación que la Justicia sigue investigando en la actualidad.

El juez abre una tercera causa de Gürtel en Castilla y León- El País

Pedreira atribuye cohecho y prevaricación al presidente de las Cortes, José Manuel Fernández Santiago,

La trama Gürtel se ha extendido definitivamente a una tercera comunidad. Tras salir decenas de imputados en Madrid y Valencia, el juez que investiga esta red corrupta, Antonio Pedreira, ha dictado un auto en el que se inhibe de una parte de la trama a favor del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por entender que hay indicios de que el presidente de las Cortes castellano-leonesas, José Manuel Fernández Santiago, ha podido cometer delitos de «prevaricación y cohecho» en la adjudicación de la variante de Olleros de Alba.

Pedreira considera en el auto que Fernández Santiago recibió en 2003, cuando era consejero de Fomento, un total de 39.000 euros de comisión por haber adjudicado «irregularmente» a la firma leonesa Teconsa, vinculada a la trama Gürtel que dirigía Francisco Correa, la construcción de la citada variante.

Según el auto, esta adjudicación se hizo saltándose el procedimiento y quebrantando los principios de «publicidad, concurrencia y transparencia».

Teconsa, según el juez, pagó una comisión del 3% del montante de la obra en comisiones ilegales, en concreto, 96.100 euros. Esta comisión se encargó de repartirla Correa y parte del dinero, 39.000 euros, acabaron en las manos de Fernández Santiago, identificado con el sobrenombre de «TOTI» en la caja B de las empresas de Correa; del ex eurodiputado del PP Gerardo Galeote, quien recibió 26.400 euros; del ex diputado popular por Segovia Jesús Merino, que obtuvo 18.600 euros, y del ex tesorero nacional del PP Luis Bárcenas, que supuestamente se llevó la misma cantidad. Correa, por su lado, se llevó un pellizco de 17.500 euros, según resolución de Pedreira.

El juez ha llegado a esta conclusión tras analizar la contabilidad B de Correa en la que figuran las iniciales, y en algunos casos hasta los apellidos, de los destinatarios de esa comisión.

El juez remitirá en los próximos días todas las diligencias que ha instruido sobre Olleros de Alba al alto tribunal castellanoleonés, dada la condición de aforado de Fernández Santiago. A Bárcenas, Galeote y Merino, que se hallan imputados por otros motivos en las diligencias de Pedreira, se les abre ahora, pues, un nuevo frente judicial en el Tribunal Superior de Castilla y León.

Aunque la policía, admitiendo que solo eran sospechas y que las pruebas eran endebles, ha apuntado en algunos informes la supuesta implicación en la trama Gürtel de Silvia Clemente, actual consejera de Agricultura del Gobierno de Castilla y León, el juez Pedreira considera que no hay ninguna prueba que permita deducir su participación en los hechos.

De las tres adjudicaciones sospechosas descubiertas en esta comunidad, Pedreira entiende que solo hay indicios de criminalidad en la referida a la citada variante de Olleros de Alba.

La fiscalía Anticorrupción pidió la semana pasada al juez Pedreira que desglosara las diligencias que afectan a TOTI y se inhibiera a favor del Tribunal Superior de Castilla y León que afecta a Fernández Santiago, para que el presidente de las Cortes, que es aforado, sea investigado allí.

Teconsa, una constructora leonesa que mantenía fuertes vínculos con Correa, cabecilla de la trama, aparece como beneficiaria de numerosas operaciones irregulares en Gobiernos del PP de varias comunidades, entre ellas Valencia y Castilla y León. En valencia fue adjudicataria de las instalaciones acústicas y de vídeo de la visita del Papa a Valencia.

El contrato fue para Teconsa por siete millones de euros, si bien esta empresa, sin ninguna experiencia en este cometido, subcontrató todos los trabajos por menos de la mitad de ese dinero con otras firmas especializadas. Los cuatro millones restantes los repartió con la trama corrupta, según la documentación requisada en las sedes de las empresas de la red Gürtel.

Otros informes que consta en el sumario revelan que Teconsa recibió entre los años 2000 y 2009 hasta 23 adjudicaciones del Gobierno de Castilla y León. Un análisis de la Agencia Tributaria sobre las actividades económicas de Teconsa acredita que esta empresa realizó movimientos de dinero en efectivo con billetes de 500 euros por un total de 5,5 millones en 2004; 242.000 euros en 2005; 893.000 en 2006 y 202.000 en 2007.

Anticorrupción prepara el tercer frente del ‘caso Gürtel’
Espera un informe para abrir otra causa en Castilla y León- El País

La Fiscalía Anticorrupción espera un último informe de la Unidad de Auxilio Judicial de la Intervención General del Estado para pedir al juez Pedreira que se inhiba en favor del Tribunal Superior de Castilla y León ante los indicios que afectan a varios aforados del PP sobre pagos de comisiones ilegales y amaño de adjudicaciones en esa comunidad autónoma.

Correa se repartió con políticos 384.000 euros por la planta de Gomecello

El último informe policial sobre la trama Gürtel en Castilla y León revela al menos tres adjudicaciones amañadas (dos carreteras y la planta de tratamiento de basuras) para beneficiar a la constructora leonesa Teconsa, que pagaría por este trato de favor un 3% del total del contrato adjudicado a la organización de Francisco Correa, quien repartiría la comisión entre dirigentes del PP.

Los dos aforados implicados en la supuesta recepción de comisiones son José Manuel Fernández Santiago, actual presidente de las Cortes de Castilla y León, y Silvia Clemente, consejera de Agricultura de esta comunidad.

El último informe policial señala que Correa cobró 384.670 euros en mayo de 2003 como adelanto de una comisión total de 600.000 euros por la adjudicación de la planta de tratamiento de residuos de Gomecello (Salamanca) por parte de la Consejería de Medio Ambiente a una UTE formada por Teconsa y SUFI, SA.

Ambas empresas y sus responsables están implicados en el caso Gürtel por otras adjudicaciones supuestamente amañadas. La policía cree que Correa y ex altos cargos del PP, entre ellos el ex tesorero nacional Luis Bárcenas, el ex eurodiputado Gerardo Galeote y el ex diputado por Segovia Jesús Merino lograron que Clemente, entonces consejera de Medio Ambiente, adjudicase la planta de Gomecello a la citada UTE por 22 millones. La comisión pactada la repartió Correa entre Bárcenas, Merino, Galeote y él mismo (60.000 euros cada uno).

Se basa en la contabilidad B de las empresas de Correa, en las que se cita a estas cuatro personas con sus iniciales. En esa contabilidad figura una quinta persona, que se llevó 144.200 euros, y que la policía cree que es Silvia Clemente. En dicha contabilidad B se alude así a esa quinta persona: «1 sobre de 24mm=144.200 E – CL- S». Los agentes sospechan, aunque los indicios son endebles, que la «S» corresponde a Silvia, y que CL es la abreviatura de Castilla y León.

La policía tiene más clara la supuesta recepción de comisiones, en otras obras, por parte de Fernández Santiago, quien en la contabilidad B de Correa es mencionado como «TOTI».

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído