El expresidente entra de lleno en la precampaña del 27-S con un artículo revelador en 'El País'

Felipe González abre los ojos a los catalanes con cuatro verdades sobre la ‘locura’ de Artur Mas

El veterano y respetado líder socialista se dirige a los ciudadanos de Cataluña para pedirles que no se dejen arrastrar "a una aventura ilegal"

Felipe González abre los ojos a los catalanes con cuatro verdades sobre la 'locura' de Artur Mas
Felipe González, ex presidente socialista de España. PD

La propuesta que hace Junts pel Sí, esa extraña coalición unida solo por el rechazo a España, puede ser el comienzo de la verdadera “vía muerta” para Cataluña. Rompiendo la legalidad, nadie que tenga la obligación de cumplir la ley va a negociar nada

Felipe González se moja. Y mucho. Como hizo con la Venezuela chavista, como hizo con ETA y hará siempre que considere.

El expresidente socialista ha entrado en la precampaña del 27-S con un artículo en El País con el que pretende abrir los ojos a los ciudadanos de Cataluña para que «no se dejen arrastrar a una aventura ilegal e irresponsable que pone en peligro la convivencia entre los catalanes y entre estos y los demás españoles» (El caradura de Artur Mas acusa al Estado español de «juego sucio» ).

En la pieza, titulada ‘A los catalanes’, el veterano y siempre lúcio Felipe González sostiene que estamos «mucho mejor juntos que enfrentados» y que España no sería tal sin Cataluña y viceversa (Eduardo Inda: «CiU no es un partido, es una sociedad limitada» ).

Y a renglón seguido advierte de las graves consecuencias que traería la idea de Artur Mas de «desconectar» de España (Unos folios descubiertos en una caja fuerte de la sede de CDC acorralan a Artur Mas ).

Cuatro enumera el socialista:

  1. «Desconectarían de una parte sustancial de la sociedad catalana, fracturándola dramáticamente», comienza. Lamenta González que esa fractura «ya se siente en la convivencia, y se empiezan a oír voces de rechazo a los que no tienen ´pedigrí´ catalán».
  2. En segundo lugar, «desconectarían del resto de España, rompiendo la Constitución». El socialista subraya cómo «en el límite de la locura, empiezan a ofrecer ciudadanía catalana a los aragoneses, valencianos, baleares y franceses del sur».
  3. Desconectarían también de Europa. «¿Imaginan un Consejo Europeo de 150 o 200 miembros en la ya difícil gobernanza de la Unión? Porque ese sería el resultado de la descomposición de la estructura de los 28 Estados nación que conforman la UE».
  4. Y termina: «Desconectarían de la dimensión iberoamericana (que tanto valor y trascendencia tiene para todos) y especialmente de Cataluña porque este vínculo se hace a través de España como Estado nación y de la lengua que compartimos con 500 millones de personas -el castellano- como saben muy bien los mayores editores en esta lengua, que están en Barcelona».

González avisa a los catalanes:

«En realidad tratan de llevaros, ciudadanos de Cataluña, a la verdadera «vía muerta» de la que habla Mas, en un extraño «acto fallido».

Y añade:

«La propuesta que hace esa extraña coalición unida solo por el rechazo a España, sea cual sea el resultado de la falseada contienda electoral, puede ser el comienzo de la verdadera «vía muerta».

Para terminar preguntándose:

«¿Cómo es posible que se quiera llevar al pueblo catalán al aislamiento, a una especie de Albania del siglo XXI? El señor Mas engaña a los independentistas y a los que han creído que el derecho a decidir sobre el espacio público que compartimos como Estado nación se puede fraccionar arbitraria e ilegalmente, o que ese es el camino para negociar con más fuerza. Comete el mismo error que Tsipras en Grecia, pero fuera de la ley y con resultados más graves».

Y, tras criticar el «inmovilismo» del Gobierno Rajoy, aboga como solución por «reformas pactadas» sin tampoco meterse en honduras o ser muy preciso:

«Reformas que garanticen los hechos diferenciales sin romper ni la igualdad básica de la ciudadanía ni la soberanía de todos para decidir nuestro futuro común».

NOTA.- Obvia felipe González algo esencial y es que los independentistas, empezando por Artur Mas y terminando por la CUP, no se sentirían ya satisfechos con esas ‘reformas pactadas’ a las que él alude (Artur Mas ha gastado en la independentista TV3 más de 1.257 millones del sufrido contribuyente catalán).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído