Junta de Castilla y León

La Junta reconoce a la localidad vallisoletana de Portillo como primera Zona de Interés Artesanal de Castilla y León

La Consejería de Economía y Hacienda, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo, ha declarado en la localidad vallisoletana de Portillo la primera Zona de Interés Artesanal de Castilla y León

La Junta reconoce a la localidad vallisoletana de Portillo como primera Zona de Interés Artesanal de Castilla y León
Localidad Vallisoletana de Portillo

La Junta de Castilla y León, con el fin de apoyar, promover e impulsar el sector artesano y su posicionamiento comercial, ha declarado la Zona de Interés Artesanal de Portillo. Se trata de la primera distinción de estas características en la Comunidad, para la que se ha elegido a esta población vallisoletana porque cuenta con un colectivo de profesionales del sector activo y homogéneo, goza de una tradición artesana que se remonta a varios siglos de antigüedad, y ha sido capaz de mantener ininterrumpidamente esta actividad hasta el momento actual.

El reconocimiento como Zona de Interés Artesanal se ha realizado a solicitud de la mayoría de los talleres artesanos reconocidos e inscritos en el Registro Artesano de Castilla y León en el municipio de Portillo, dentro de la actividad alfarería.

La elaboración de objetos de barro en esta localidad se realiza con técnicas tradicionales como el torno o rueda de alfarero, los moldes, las terrajas y la construcción a mano, y se relaciona directamente con la satisfacción de necesidades concretas, utilidad y precio. De ahí la amplia variedad de objetos a disposición del público, como potes para la resina, cántaros, cazuelas, platos, botijos, tiestos, ollas, barreños, jarras y platos, entre otros.

El sector genera 7.000 empleos directos, según el registro autonómico

El Registro Artesano de Castilla y León fue creado en 2006 en virtud del Decreto 74/2006, por el que se regula la artesanía en la Comunidad, y su gestión corresponde a la Dirección General de Comercio y Consumo. Constituye un instrumento de ordenación del sector que se estructura en cinco secciones: Primera o de Artesanos; Segunda, de Talleres artesanos; Sección Tercera de Interés Artesanal; Cuarta, relativa a las Asociaciones y Federaciones Artesanas, y Quinta, sobre Zonas de Interés Artesanal. Es en esta última, precisamente, en la que se ha inscrito la resolución relativa a Portillo. 

Los profesionales y negocios inscritos en el Registro Artesano, que tiene carácter voluntario y se actualiza permanentemente, representan alrededor de 7.000 empleos directos en Castilla y León. De hecho, a fecha 15 de diciembre de este año reunía a 3.180 titulares con reconocimiento administrativo en vigor, de los que 2.510 pertenecían a la Sección Primera, 647 a la Segunda, dos a la Tercera, 20 a la Cuarta y solamente uno a la Sección Quinta, la Zona de Interés Artesanal de Portillo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído