Los socialistas se asustan y apoyan la "burda táctica dilatoria" de Podemos

La reprobación de la descocada Celia Mayer acaba en los tribunales por el acojone del PSOE

Los podemitas de Ahora madrid sacan a relucir un artículo del Reglamento del Pleno para impedir que se votara la propuesta del PP

La reprobación de la descocada Celia Mayer acaba en los tribunales por el acojone del PSOE
Manuela Carmena y Celia Mayer. EP

El PSOE pierde la fuerza por la boca: mucho pedir la dimisión de la 'okupa' Mayer y ahora retrasa su reprobación

El Grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid pudo al fin llevar este 24 de febrero de 2016 al Pleno la reprobación de la delegada de Cultura, Celia Mayer, por su polémica actuación en relación con la Ley de Memoria Histórica y la programación de las fiestas del Carnaval, que acabó con dos titiriteros detenidos (El PSOE pierde la fuerza por la boca).

La pudo llevar al Pleno, pero no votarla, porque al PSOE, que todavía calcula que tendrá que volver humildemente a pedir a Podemos árnica para meter a Pedro Sánchez en La Moncloa, le dio el ‘gran acojone‘.

Rita Maestre sacó a colación durante su intervención el artículo 65 del Reglamento Orgánico del Pleno, que en su punto tres dice así:

Cualquier concejal podrá pedir, durante el debate, la retirada de algún expediente incluido en el orden de día, a efecto de que se incorporen al mismo documentos o informes, y también que el expediente quede sobre la mesa, aplazándose su discusión para la siguiente sesión (Festival de ‘zascas’ a la «sectaria e inmadura» de Celia Mayer).

En ambos casos, la petición será votada, tras terminar el debate y antes de proceder a la votación sobre el fondo del asunto. Si la mayoría simple votase a favor de la petición no habrá lugar a votar la propuesta o proposición de acuerdo (Carlos Herrera, sobre Carmena, Celia Mayer y los titiriteros: «Panda de ignorantes, sectarios y mamarrachos»).

 Maestre anunció la presentación de dos informes: uno sobre la investigación interna acerca de lo sucedido en el Carnaval y otro sobre los procedimientos de contratación de la dirección artística que llevó, a su vez, a la contratación de los titiriteros. Y, de esta manera, «posponer el debate» para basarlo en una «información objetiva» y «no en la guerra de titulares», dijo. Y es que, según la portavoz del gobierno de Ahora Madrid, lo que ha habido hasta ahora es un «conjunto de titulares apocalípticos» por parte de la oposición.

«Creemos que hay dos formas de enfrentarse a los errores: tratar de solucionarlos -evaluándolos primero- o [acudiendo] a la cacería política, al sectarismo» o «a las palabras gruesas» que «esconden una diferencia política».

La concejal del PP, Isabel Rosell, encargada de defender la reprobación a Mayer que propone su partido, había recordado antes de la maniobra de la edil de Ahora Madrid la contundencia con la que se habían expresado Ciudadanos y PSOE a este respecto: todos ellos se habían sumado también semanas atrás a la petición de dimisión de Mayer.

«En el PP confiamos en que estas declaraciones [de Villacís y Causapié] no hayan sido una burda batalla de titulares».

Y en concreto se dirigió al PSOE, al que espetó:

«Mayer ha cruzado ya una línea roja. No pueden hacer dejación de control al Gobierno que ustedes han aupado; nosotros no lo vamos a hacer».

No obstante, la petición de Maestre fue atendida -y apoyada por el PSOE [«gracias a Mar Espinar y al PSOE por la confianza», dijo después la portavoz]-, por lo que la proposición de reprobación no fue siquiera votada, ante las críticas de PP y Ciudadanos (Carlos Herrera, sobre el ‘Padrenuestro’ sexual del Ayuntamiento de Barcelona: «¿De qué estercolero sacan a estas tías?»).

La portavoz popular, Esperanza Aguirre, quiso dejar constancia en el Pleno de su desacuerdo y explicó que lo que se estaba votando no era un expediente sino una proposición y que si se actuaba así, y se aplicaba el artículo 65 del reglamento, nunca «se podrá votar una proposición» de la oposición que tiene la obligación de controlar al gobierno.

«No es normal, no es democrático», subrayó Aguirre.

Manuela Carmena respondió:

«Creo que es bonita esa preciosa poesía del gran Antonio Machado, estamos haciendo camino al andar. Es la primera vez que estamos en una reprobación, el que preside tiene que dar las instrucciones y los presididos tienen que cumplirlas. Me parece muy correcto que más adelante lo lleven a la Junta de Portavoces, pero ahora vamos a votar».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído