Feijóo revalidará la mayoría absoluta sin sufrir ningún desgaste

El peneuvista Urkullu se consolida y podrá gobernar el País Vasco con el PSOE o el PP

Escenario de continuidad en Galicia y el País Vasco

El peneuvista Urkullu se consolida y podrá gobernar el País Vasco con el PSOE o el PP
Iñigo Urkullu (PNV). PD

El partido que lidera Alberto Núñez Feijóo no sufriría ni la irrupción de las nuevas fuerzas políticas ni el cansancio tras siete años de Gobierno autonómico

El PNV liderado por Iñigo Urkullu se mantiene firme en las encuestas y según los resultados de intención de voto de la realizada por Sigma Dos para ‘El Mundo’ repetiría los parlamentarios que consiguió en 2012 y que le garantizaron la investidura al candidato a la Lehendakaritza, e incluso podría mejorar los resultados.

El sondeo, con datos recopilados entre el 13 y el 15 de septiembre, consolida así a Urkullu al frente del Gobierno vasco con entre 26 y 28 escaños, en el nivel de los 27 actuales.

En la nueva legislatura, una vez lograda la investidura, tendrá que definir si vuelve a confiar en un PSE-EE a la baja para reforzar su minoría en el Parlamento vasco o si está dispuesto a aceptar también la «mano tendida» del PP de Alfonso Alonso para sumar una sólida mayoría.

Enfrente, EH Bildu (17-18 parlamentarios) y Podemos (13-14) se perfilan como posibles aliados de Urkullu si el lehendakari se lanza por el sendero del derecho a decidir.

GALICIA ES DEL PP

El PP va camino de reeditar la mayoría absoluta con la que gobierna Galicia desde hace siete años. Así lo señala el sondeo de Sigma Dos para ‘El Mundo‘, realizado a una semana de que se abran las urnas y que otorga a los populares una intención de voto idéntica a la que obtuvieron en las elecciones de 2012 y una horquilla de escaños de 38 a 41, siempre por encima de la mayoría absoluta.

Si el domingo que viene se confirman estos resultados, significará que el PP no ha sufrido en Galicia desgaste alguno en los últimos cuatro años, en contraste con el resto de España.

El partido que lidera Alberto Núñez Feijóo no sufriría ni la irrupción de las nuevas fuerzas políticas ni el cansancio tras siete años de Gobierno autonómico, y ni tan siquiera sería víctima de los recientes episodios controvertidos del PP, como el nombramiento fallido de Soria para el Banco Mundial o la salida del partido de Rita Barberá tras ser investigada por el Tribunal Supremo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído