Miguel Ángel Revilla, dando la nota

‘Revillancico’ populista: «¡Que los barandas de la UE sepan que con los recortes no se va a ningún lado!»

El presidente cántabro termina su performance dándole una anchoa al niño Jesús

Es único en su especie. Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, es como el turrón, que siempre vuelve a dar la murga por Navidad. La murga o el recital de villancicos con el que obsequia a los cántabros por estas fechas.

Este 22 de diciembre de 2016, coincidiendo con el sorteo de la Lotería de Navidad, Revilla ha lanzado el vídeo navideño de este año con un villancico en el que, para no variar, lanza todo tipo de dardos.

Con un ‘Belén viviente’, situado detrás del presidente y del grupo folclórico mientras cantan, Revilla finaliza este saludo navideño a toda España con el deseo de que «todos los pueblos» tengan una Feliz Navidad.

Y lanza también un mensaje a los que denomina «los barandas de la Unión Europea», a los que pide que se les «meta en la sesera» que «con la política de recortes» no se va a salir de la crisis.

«Además esa política es profundamente injusta», afirma Revilla, que acaba el vídeo con un guiño al producto cántabro que tanto ha promocionado: la anchoa.

Mientras Revilla habla, se oye en el vídeo el llanto de un niño -el niño Jesús del Belén viviente- y en ese momento, el presidente de Cantabria acaba su discurso y dice: «Ahora que veo que el niño Jesús está llorando, voy a darle una anchouca».

Grabado en la ermita de San Cipriano, en el pueblo de Cohicillos (Cartes), a la que todos los años sube Revilla en «albarcas» (calzado tradicional de madera), el presidente cántabro junto a los cuatro componentes de «Sarruján» interpreta el villancico montañés ‘El Belén en la collada’.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído