Cobra 625 euros de una Renta de Garantía de Ingresos más otros 250 de ayuda al alquiler

Las ‘prioridades’ del nacionalista Urkullu: pagar 875 euros a un condenado por yihadismo

Este 'angelito' escribe barbaridades de este calibre: "Vamos a derrotar a los Estados Unidos e Israel y a sus chivatos, si Dios quiere"

Las 'prioridades' del nacionalista Urkullu: pagar 875 euros a un condenado por yihadismo
Ahmed Bouguerba. EC

Un yihadista a cuerpo de rey. El Ejecutivo del peneuvista Íñigo Urkullu mima a un argelino condenado por la Audiencia Nacional a tres años y medio de prisión por el delito de autoadoctrinamiento, un nuevo tipo penal que castiga un proceso autodidacta de radicalización que lleva a adoptar el ideario yihadista radical y a prepararse para cometer atentados terroristas.

Se trata de Ahmed Bouguerba, de 31 años, afincado en Bilbao y al que el Gobierno vasco le sigue pagando la Renta de Garantía de Ingresos, la RGI, una ayuda destinada a personas en riesgo de exclusión.

Según cuenta este 4 de enero de 2017 el diario ABC, el condenado recibe exactamente 625 euros de RGI, más otros 250 euros complementarios para el alquiler de una vivienda. Una cantidad de dinero que llevaría recibiendo desde 2011, cuando tenía 26 años. Y que seguía cobrando mientras publicaba comentarios en su perfil de Facebook como el que recoge la resolución, de enero de 2014, en el que decía con su nombre y apellidos, que :

Todo lo que digáis o analicéis sobre el Estado Islámico es mentira, porque todos los suníes nos quieren y nos apoyan, y vamos a abrir un frente contra Israel también, y si Dios quiere van a venir ejércitos de fieles luchadores que esperan la guerra contra Israel y vamos a derrotar a los Estados Unidos e Israel y a sus chivatos, si Dios quiere.

En el proceso de ‘autoadoctrinamiento’ de Bouguerba -que publicó también un ‘me gusta’ en una página llamada Organización Estado Islámico- los investigadores detectaron cuatro fases, que son alentadas por los grupos yihadistas como Daesh desde sus publicaciones y su potente propaganda digital, que forman el recorrido habitual de numerosos jóvenes que acaban por abrazar el yihadismo radical. En el caso del condenado, los agentes de la Ertaintza detectaron su paso por cada una de ellas: el victimismo, la culpabilización, la solución y el activismo.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído