SÓLO HAY DOS PARA TODA LA COMUNIDAD

La muerte de una niña por falta de ambulancias pediátricas en Cataluña retrata a los separatistas

La pequeña ingresó con síntomas de una cetoacidosis diabética y falleció horas más tarde en el Hospital Trueta de Gerona

La muerte de una niña por falta de ambulancias pediátricas en Cataluña retrata a los separatistas
Carles Puigdemont y una ambulancia de la Generalitat.

Puigdemont se podría dedicar a visitar pasillos de urgencias hospitalarias y a comprar ambulancias pediátricas

Un niña de ocho años murió la madrugada del 22 de enero de 2017, en el Hospital Comarcal de la Selva, en Blanes, mientras esperaba la ambulancia pediátrica que debía trasladarla al Hospital Trueta de Girona y que tardó entre dos y cuatro horas, según las versiones, en llegar desde Barcelona.

Un portavoz de CCOO ha explicado que existen diversas versiones sobre los hechos, y una de ellas apunta que el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) tardó cuatro horas en hacer llegar una ambulancia desde Barcelona, aunque el SEM reduce este tiempo de espera a dos horas.

INDIGNANTE

El abogado de la Asociación del Defensor del Paciente en Cataluña, José Aznar Cortijo ha asegurado en ‘Herrera en COPE’ que no tiene ninguna explicación que no se estabilizara a la niña de ocho años fallecida en la madrugada del pasado domingo en Blanes antes de pensar en el traslado a la UCI del Hospital Trueta de Gerona. La pequeña ingresó con síntomas de una cetoacidosis diabética. —ESCUCHE EL AUDIO

José Aznar considera ‘indignante’ que sólo haya dos ambulancias pediátricas para todo Cataluña aunque en este caso insiste «no tiene justificación que se retrasara el traslado en cualquier tipo de ambulancia porque de todas formas no tenían medios para tratarla».

El abogado de la Asociación del Defensor del Paciente en Cataluña ha anunciado que ya se ha pedido una investigación a la fiscalía y que se ha solicitado que de parte de la dirección del hospital y de la Conselleria se pida perdón porque «no es normal que una niña de 8 años muera».

«MÁS AMBULANCIAS Y MENOS CONFERENCIAS»

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha pedido a la Generalitat que gaste el dinero en ambulancias pediátricas y no en conferencias sobre el proceso independentista como la que realizaron este martes en el Parlamento Europeo el presidente catalán, Carles Puigdemont; el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el conseller de Exteriores, Raül Romeva.

«Puigdemont se podría dedicar a visitar pasillos de urgencias hospitalarias y a comprar ambulancias pediátricas», ha sostenido Millo, que ha subrayado que el Govern llevó una comitiva de 15 personas que gastan unos recursos que se deben dedicar a otras cosas, según ha dicho en una entrevista este miércoles en Catalunya Ràdio.

Ha considerado que la conferencia no tuvo éxito porque «el 95% de los eurodiputados le dieron la espalda» y entre los asistentes había una mayoría de independentistas y muchos invitados no relacionados con el Parlamento Europeo, ha señalado.

Preguntado por la carta que el eurodiputado del PP Esteban González Pons envió al resto de europarlamentarios del Partido Popular Europeo (PPE) pidiendo que no acudieran a la conferencia, ha dicho que es «absolutamente normal» porque Pons solo daba un consejo de amigo y no una orden.

Millo ha criticado el discurso económico de Junqueras en Bruselas, acusando a España de estar en quiebra, y ha ironizado que además del derecho a decidir, el conseller «tiene el derecho a hacer el ridículo».

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído