ROMEVA LA PONE EN PRÁCTICA EN EL PARLAMENT CON CIUDADANOS

La nueva consigna de la tropa separatista catalana: llamar «falangistas» a los que defiendan a España

Lo dijo Rufián el domingo: los manifestantes del domingo son la "extrema derecha"

Encima de cornudos, apaleados. El ‘ministro’ de Exteriores, Raül Romeva, (así se promociona en su Twitter) ha acusado a Ciudadanos de «rodearse de falangistas como se vio en la manifestación de Sociedad Civil Catalana este 19 de marzo 2017 en Barcelona».

Romeva debe haber visto la ‘mani españolista’ –como la ha llamado Pilarica Rahola– en la BBC, la cadena a donde suele ir a practicar inglés a cambio de que sus periodistas le desprecien dejándole en ridículo.

El chico da lo que da, no le pidan más. ¿Acaso no se acuerdan que utilizó su escaño de eurodiputado para reclamar a la Comisión europea que deplorara el pisotón que el jugador del Real Madrid Pepe dio a Leo Messi durante un partido de cuartos de final de la Copa del Rey de la temporada 2011-2012?

Porque si no se hubiera dado cuenta de que C’s solo envío a una segunda fila a la manifestación (Carina Mejías) mientras que sus primeros espadas anduvieron haciendo turismo por Cádiz.

De todos modos, lo importante no era sino llamarles ‘falangistas’, que es lo que les mola. De los creadores del ‘España nos roba’ ahora nos llega ‘Españolistas falangistas’.

Lo dijo Rufián el domingo: los manifestantes del domingo son la «extrema derecha». A los miembros de SCC se lo dijeron en la cara mientras le destrozaban la caseta en la universidad al grito de ‘Fora Fatxes’. —Amenazan de muerte a un colaborador de SCC

Y lo dijo Silvia Coppulo, presentadora de Catalunya Radio, que ha aprovechado de la protesta de un grupo de ultras que cabían en un taxi contra Artur Mas en Madrid para insultar gravemente a PP y PSOE.

Coppulo estaba indignada porque el pobre president Mas «se ha encontrado con manifestantes que le han abucheado blandiendo pancartas de la Falange con lemas como «la unidad de España ni se vota ni se negocia» o «¡Viva la unidad de España!» y ha dicho que «el posicionamiento de los ultras falangistas coincide con el del Gobierno, el PP y el PSOE con respecto al derecho de autodeterminación de Cataluña».

Tranquilos todos, que Mariano Rajoy tiene un plan para frenar el separatismo: un paquete de infraestructuras con el que seducir a los catalanes y contrarrestar la demanda del referéndum pactado que exigen desde el Govern.

Los golpistas catalanes yéndose de rositas en los tribunales, Colau señalando a los medios de comunicación que «incitan al odio» (entre ellos Libertad Digital, La Gaceta o Periodista Digital) y España soltando pasta para el «Corredor Mediterráneo».

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído