Preocupante informe de los Mossos en 2010 enviado al juez en el marco del 'caso Macedonia'

La peligrosa amistad del sospechoso Trapero con un importante traficante de cocaína

"Manuel Gutiérrez Carbajo disfruta de la colaboración de miembros del cuerpo de los Mossos d'Esquadra"

La peligrosa amistad del sospechoso Trapero con un importante traficante de cocaína
Manuel Gutiérrez Carbajo y Josep Lluís Trapero TW

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, tiene unas amistades más que peligrosas, antes y ahora. En un informe de los Mossos del año 2010 se le relaciona con Manuel Gutiérrez Carbajo, -un narcotraficante de mucho cuidado-. (Diga lo que diga Puigdemont, este lunes van a la cárcel Trapero y los dos ‘Jordis’).

Según la policía catalana formaba parte ese año en Barcelona «de una asociación delincuencial estructurada jerárquicamente, cuya finalidad es el tráfico de estupefacientes, concretamente cocaína, entre otras actividades ilícitas» y que según ese documento «disfruta de la colaboración de miembros del cuerpo de los Mossos d’Esquadra y de otras personas influyentes en diferentes ámbitos que dan cobertura al grupo en la comisión delictiva».(El documento que acusa a Trapero de ser el brazo ejecutor de la independencia).

Según afirmaban en el dossier, el ahora jefe de los Mossos y por entonces jefe de la División de Investigación Criminal del citado Cuerpo, ha mantenido durante los últimos años «una buena relación de colaboración e incluso de amistad» con el mentado.

Según da cuenta ‘OKDiario‘, la División de Asuntos Internos de los Mossos elaboró este informe a petición del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, en el marco del caso Macedonia que culminó con la desarticulación de la red de narcotráfico que lideraba Gutiérrez Carbajo.

Carbajo fue acusado de presuntos delitos de asociación ilícita, contra la salud pública, blanqueo de capitales, soborno y tráfico de influencias.

Los agentes que participaron en el registro de la vivienda del arco hicieron constar que, al ser detenido, portaba en su billetera una tarjeta de visita del comisario Josep Lluís Trapero. En su informe, lo explicaron con las siguientes palabras:

«Se ponen en evidencia los contactos o vínculos del señor Gutiérrez con miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre ellos, el jefe de la División de Investigación Criminal del cuerpo de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero Álvarez».

Al ser detenido, el narco Cabajo portaba en su billetero una tarjeta de visita del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, según el informe policial.

El informe de Asuntos Internos constata que el narco tiene «contactos o vínculos con personas de interés» como el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

Esto había llevado a la División de Asuntos Internos a incluir el siguiente comentario en otro informe, fechado el 13 de mayo de 2010:

«A raíz de las llamadas [telefónicas] que acabamos de transcribir, es evidente que actualmente el señor Manuel Gutiérrez [Carbajo] estaría muy enfadado con ciertos miembros del cuerpo de Mossos d’Esquadra, como el subinspector Antoni Salleres y el comisario Josep Lluís Trapero, con quien anteriormente habría mantenido una buena relación de colaboración e, incluso, llegando a ser una relación de amistad».

A raíz de estos indicios, el juez Aguirre imputó en 2011 al subinspector Antoni Salleres y a otros seis miembros de los Mossos d’Esquadra por su connivencia con el narco Carbajo, pero no llegó a imputar a Trapero.

El caso Macedonia se inició el 28 de mayo de 2009, cuando a raíz de un chivatazo la Guardia Civil detuvo en Barcelona a Juan Miguel Bono, uno de los hombres de confianza de Carbajo. Bono fue detenido cuando se disponía a recoger del maletero de un Citroen Xantia un alijo formado, supuestamente, por 54 kilos de cocaína.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído