Política
Revilla junto a López Marcano OKDiario

Un ex jefe de gabinete del gobierno de Miguel Ángel Revilla, Vicente Peña, firmó un contrato en el que pactó cobrar una comisión de un millón de euros a cambio de amañar el concurso público en el que se adjudicaban las obras de rehabilitación de la Universidad Pontificia de Comillas, según recoge Alejandro Entrambasaguas en okdiario.

Se trata de un documento que publica hoy en primicia OKDIARIO, en el que el alto cargo del gobierno de Revilla, Vicente Peña (que fue jefe de gabinete del consejero López Marcano), se comprometía a mediar para que la empresa Perfiles y Derivados-Inox SL se hiciera con la adjudicación de las obras de reforma del antiguo edificio de la Universidad Pontificia de Comillas. El valor de estas obras era de 120 millones de euros.

Contrato ilegal de intermediación El contrato de intermediación firmado

La sociedad Perfiles y Derivados-Inox SL fue fundada por José Escusol Martín el 6 de junio de 2006, fecha en la que fue nombrado administrador único, según consta en el Registro Mercantil. El objeto social de la empresa es la “fabricación de carpintería metálica”. En la actualidad, el domicilio de la mercantil radica en el municipio de Grisén, en Zaragoza.

Un alto cargo de Revilla pactó por escrito una comisión de un millón por amañar un concurso públicoEl contrato de intermediación firmado

Según el acuerdo, la empresa Perfiles y Derivados-Inox SL contrató a Vicente Peña para que actuara como intermediario en su nombre, de tal modo que “facilitara la conclusión de la adjudicación del contrato de ejecución de la carpintería metálica y de la reforma de la capilla en el marco de las obras de rehabilitación del antiguo edificio de la Universidad Pontificia de Comillas en todas las fases previstas en el concurso público”.

Un alto cargo de Revilla pactó por escrito una comisión de un millón por amañar un concurso públicoContrato de intermediación firmado

“En caso en que a Perfiles y Derivados-Inox SL le fueran adjudicados los trabajos señalados en la estipulación segunda, los mediadores [el propio Vicente Peña] percibirán, en concepto de remuneración por su intervención en la conclusión del negocio la cantidad de un millón de euros”, concluye el contrato.

Usó a su mujer de pantalla

El alto cargo del gobierno de Revilla, Vicente Peña, cobró la comisión de un millón de euros a través de la sociedad Aquilina Cobo Fernández SL. Se da la circunstancia de que Peña creó la mercantil expresamente para cobrar la comisión ilegal, ya que la constitución de la empresa se llevó a cabo meses antes la firma del contrato. Además, Peña utilizó el nombre de su mujer para nombrar de esa manera la sociedad y poder desviar la atención.

Revilla logró en el año 2004 el apoyo de Zapatero para rehabilitar el antiguo edificio de la Universidad de Comillas para albergar en su interior un gran centro de estudios del español. El objetivo era que el edificio pasara de ser una construcción en ruinas a convertirse en un punto de referencia para los mil millones de hispanohablantes del siglo XXI.

Finalmente, la intermediación de Peña fracasó y la obra de rehabilitación se le acabó adjudicando a la empresa Ascán SL, perteneciente al grupo empresarial Sadisa y propiedad del empresario cántabro Santiago Díaz. Este constructor fue procesado junto a sus dos hijos por cooperar en un fraude de 800.000 euros y es el edificador de cabecera de Miguel Ángel Revilla .

Vicente Peña fue jefe de gabinete del que fuera consejero de Cultura, Turismo y Deporte y mano derecha de Miguel Ángel Revilla: Francisco Javier López Marcano, que tuvo que dimitir en 2011 tras estar ocho años en el cargo, al ser imputado en el caso Racing y aparecer en varias causas judiciales que aún continúan abiertas. A pesar de ello, Marcano ha continuado con responsabilidades en el partido cántabro desempeñando el cargo de vicesecretario general de política institucional.

Revilla continúa confiando en Marcano

En los últimos días, Revilla ha anunciado que Marcano volverá a tener responsabilidades en el ejecutivo regional en el caso en que el PRC (Partido Regionalista de Cantabria) logre formar gobierno tras las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2019.

“Está en el partido, en posiciones de influencia, porque es uno de los activos que tenemos. Está conmigo desde el principio“, dijo Revilla la semana pasada en una entrevista radiofónica.

VÍDEO DESTACADO. Revilla se pone como un loco cuando la presentadora le pregunta si se metió por prohibida