Política
El líder de Vox, Santiago Abascal. EF

Santiago Abascal ha asegurado este 5 de diciembre de 2018 que VOX no tiene ninguna voluntad de entrar en el Gobierno de Andalucía porque no quiere "cargas ni cargos".

Ha dejado claro que su objetivo prioritario es que se produzca un cambio para acabar con 36 años de "régimen socialista" en esta comunidad (Pérez-Reverte hace temblar Twitter con su opinión sobre VOX y la gilipollez de la izquierda).

El presidente de VOX ha detallado las medidas que quiere negociar con PP y Ciudadanos a cambio de su apoyo a la investidura de un nuevo presidente de la Junta de Andalucía (Albert Rivera ve 'irresponsable' descartar una negociación con VOX en Andalucía).

Entre ellas, destaca una reforma del Estatuto de autonomía andaluz, para devolver las competencias de educación y sanidad y suprimir Canal Sur.

"Nuestra pelea no va a ser por ver quién se sienta en los sillones, sino por las ideas".

"No tenemos voluntad de entrar en el Gobierno, no queremos consejerías ni presidir el Parlamento".

Ha puntualizo Abascal que no se va a reunir con Juanma Moreno (PP) ni con Juan Marín (Cs) hasta que "no pacten entre ellos" (El PP comunica a VOX que estudiará el cierre de ese 'agujero de pérdidas y manipulación' que es Canal Sur).

Ha dejado claro que ambos candidatos son "prescindibles" para el cambio en Andalucía:

"Si Marín se presenta porque tiene el apoyo del PSOE, que no cuente con nosotros, si lo hace porque tiene el apoyo del PP, contará con nuestro apoyo".

Arropado por la plana mayor de su partido, Abascal ha asegurado que Canal Sur es una televisión "de partido" que practica la "propaganda" y el "nacionalismo" del PSOE, al que ha calificado de "régimen socialista apoyado ahora por la complicidad del comunismo chavista", en referencia a Podemos.

El líder de VOX, que no rehuye choque dialéctico alguno ni parece tener el menor complejo con la la prensa, se ha encarado dialécticamente con un periodista de Canal Sur que le había preguntado cómo iba a garantizar el derecho a la información de los andaluces si suprime la televisión pública.

"El derecho a la información se produce a pesar de ustedes. Los medios no son los que garantizan el derecho a la información".

Abascal ha apostado siempre por eliminar todas las televisiones públicas autonómicas (El obispo de Córdoba se alegra "del espectacular vuelco electoral" de Vox en Andalucía).

Ha detallado un decálogo de medidas que se deben discutir para que sus 12 diputados andaluces apoyen a los partidos de centroderecha. Además del cierre de la televisión pública y de la reforma del Estatuto, las prioritarias serán derogar las leyes de memoria histórica y de género, "la supresión inmediata del Impuesto de Sucesiones y Donaciones".

Las otras seis son una auditoría para calibrar el fraude del PER, la rebaja del IRPF en su tramo autonómico, un estudio "sobre todos esos organismos superfluos de administración paralela" de la Junta, una defensa "del modo de vida rural", el blindaje de la caza y los toros y, por último, la eliminación de ayudas sociales a inmigrantes.

Ninguna de esas medidas será, en principio, "una línea roja":

"No queremos que dé la sensación de que hay alguna posibilidad de que vamos a frustrar el cambio en Andalucía; otros sabrán si quieren llevarnos a un chantaje".

Por último, Abascal ha culpado a Pablo Iglesias de "dirigir" políticamente "el clima de violencia que se ha creado" tras las elecciones andaluzas.

"Llamamos también la atención al silencio cómplice del presidente del Gobierno".

También ha pedido una auditoría para "controlar el fraude" en el Plan de Empleo Rural (PER), un estudio detallado sobre organismo "superfluos" en la administración y "medidas de protección para el modo de vida rural", en defensa de la caza y la tauromaquia.

Por lo que respecta a la posibilidad de revisar la inviolabilidad del Rey, Vox cree que se trata de una debate "para terminar con la Monarquía y la unidad de España" por lo que Abascal ha advertido de que "no cuenten" con su partido para eso porque son "leales al Rey y más después de como se comportó con Cataluña".

Por el contrario, en lugar de "restar protección" al monarca lo que quieren es "protegerlo más".