El Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña contra la alcaldesa antisistema

Colau, que se negó a poner bolardos en Las Ramblas, expedientada por ‘racanear’ con la seguridad en BCN

Amenaza con multar con hasta 600.000 euros a una contrata municipal que vigilaba las fiestas callejeras sin permiso

Colau, que se negó a poner bolardos en Las Ramblas, expedientada por 'racanear' con la seguridad en BCN
Nada Colau, alcaldesa antisistema de Barcelona. EP

El Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña ha expedientado al gobierno municipal de Ada Colau por racanear en seguridad de Barcelona.

La consejería ha incoado un procedimiento sancionador, que conlleva una multa de hasta 600.000 euros, contra una contrata municipal del Instituto local de Cultura que vigiló a 170.000 personas.

Esa fue la cifra total de público que pasó por el festival Llum BCN Poblenou, que se celebró del 16 al 18 de febrero. Como avanzó este medio, los sindicatos denunciaron entonces que el Instituto de Cultura de Barcelona (Icub), organizador del evento, fue cicatero con la seguridad, dejando instalaciones críticas como generadores y escenarios al descubierto y vigiladas sólo por auxiliares.

«En un contexto de alerta antiterrorista a nivel 4 es inaceptable e irresponsable», denunció entonces ADN Sindical, según recoge Ignasi Jorro en cronicaglobal.

Ahora, Interior da parte de razón a los denunciantes. Según la resolución de inicio de expediente sancionador a la que ha accedido este medio, el departamento ha incoado un procedimiento contra la empresa Dimoba, una firma multiservicios que contrató el Icub, que depende de la tercera tenencia de alcaldía, que comanda Jaume Asens, para el festival de la luz.

«De las actuaciones efectuadas para la comprobación de los hechos denunciados se desprende que en el lugar indicado se estaba prestando un servicio de vigilancia y protección por parte de una empresa que no había obtenido la correspondiente autorización administrativa ni constaba inscrita en el registro como empresa de seguridad privada«, reza el documento. Ello supone iniciar un expediente sancionador por presunta infracción muy grave que podría acarrear una multa de hasta 600.000 euros.

Conviene no pasar por alto que, tras los atentados islamistas en Barcelona y Cambrils que dejaron al menos 15 muertos y más de un centenar de heridos, quedó en evoidencia que Ada Colau y su equipo se habían negado a poner bolardos en Las Ramblas, lo que hubiera evitado la masacre.

El Ministerio del Interior de España había recomendado en diciembre de 2017 a todos los ayuntamientos la instalación de bolardos que impidieran atentados como el de Niza el verano anterior, pero Colau y Pizarello argumentaron que eso ‘difiultaba‘ la libertad de tránsito d elos peatones y paso lo que pasó.

VÍDEO DESTACADO: El escandaloso vídeo de ‘Nada’ Colau haciéndose pasar por una eminente abogada

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído