Puigdemont ha nombrado vicepresidenta del PDeCAT a Míriam Nogueras, una independentista de armas tomar: paradigma de la nueva política de consigna digital, populista y nacionalista

La rufiana que quiere tomar el Congreso a golpe de insulto: «España es un estercolero putrefacto»

"El gobierno catalán es mucho más fuerte que el español, nosotros tenemos mayoría en el Parlament"

Algunos la conocen de sus encendidas intervenciones en tertulias varias, -léase en Lasexta y canales estatales catalanes-, otros por su gran actividad en las redes sociales que la dieron a conocer entre los sectores más militantes del nacionalismo, y sus compinches de faena porque, entre 2015 y 2017, fue concejal de CiU en Cardedeu para ser elegida al año siguiente diputada en el Congreso.

Es Míriam Nogueras, nombrada ahora por mandato del fugado Carles Puigdemont vicepresidenta del PDeCAT, la misma que ha advertido este lunes 23 de julio de 2018 al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que lo tendrá «más difícil» con la nueva dirección de la formación soberanista.

La dirigente, que también es diputada en el Congreso, es de armas tomar, y la consideran más radical incluso que el portavoz del grupo parlamentario, Carles Campuzano, quien negoció en nombre de Marta Pascal el apoyo a la moción de censura que hizo presidente a Sánchez.

Esta mujer, a quien lo único que le importa es la república, segura sin sonrojo que

«el gobierno catalán es mucho más fuerte que el español, nosotros tenemos mayoría en el Parlament»,

y califica de cobardes a quien osa llevarle la contraria.

De clase media acomodada, formada en la empresa familiar, no en balde ha trabajado  en la compañía textil de su padre, hace toda una declaración de principios en el vídeo que abre esta crónica, donde no tiene repatos en calificar a España de «estercolero putrefacto».

Desde su refugio en Alemania, Puigdemont ha provocado así la caída de la mentada Pascal, ha puesto en su lugar a David Bonvehí y colocado como verdadero poder interno a esta diputada radical. Muchos dirigentes de la antigua Convergencia ven con este jugada un intento de Puigdemont de poner bajo su mando a los diputados en Madrid, mucho más reacios que el mentado a la ofensiva independentista ilegal.

El indignante ataque de un desenfrenado Rufián al diputado del PDeCAT: «¡Deje de temblar!»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído