El golpista huyó con Puigdemont

El fanático Torra, socio de Pedro Sánchez, contrata por 85.000 € al exconsejero fugado Lluís Puig

La Generalitat de Cataluña lo designa director de un programa para el desarrollo de proyectos culturales «de ámbito internacional» del departamento de Cultura que dirigió durante cuatro meses

El fanático Torra, socio de Pedro Sánchez, contrata por 85.000 € al exconsejero fugado Lluís Puig
El fugado Lluís Puig con el golpista Carles Puigdemont en Bélgica. EP

Lo intrigante es si Josep Borrell ha dicho algo o piensa hacerlo. No le mean al socialista Pedro Sánchez en la chepa, porque todavía no lo han intentado, pero todo se andará, tal como las gastan los independentistas catalanes y vista la debilidad del presidente socialista, de quien el fanático Quim Torra no se recata en decir que lo tienen ‘agarrado por los huevos’.

El sectario y xenófobo Gobierno catalán sigue buscando huecos en su estructura para acoger -y mantener- a los dirigentes independentistas que huyeron de la Justicia española el pasado mes de octubre.

El último que se ha visto beneficiado por esta política de contratación es el exconsejero de Cultura Lluís Puig. No en vano, este desconocido dirigente ha sido contratado como asesor de un departamento que dirigió durante solo cuatro meses.

Puig es un discreto y prácticamente desconocido dirigente independentista que ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en la adminsitración de la Generalitat y en empresas del subvencionado sector cultural catalán.

Ahora, ha sido designado director del «programa para el desarrollo de proyectos culturales de ámbito internacional del Departamento de Cultura».

Así las cosas, el nuevo puesto de Puig -que salía publicado en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGC) en su edición de este 2 de agosto de 2018- tendrá como funciones «el seguimiento y ejecución de políticas europeas e internacionales que puedan afectar a la cultura» y «promover la obtención de recursos económicos para programas internacionales», entre otras.

Seguirá así ligado a una consejería que solo dirigió durante cuatro meses, los que pasaron entre la última crisis de Gobierno de Puigdemont -cuando fue nombrado- y la intervención de la Generalitat al aplicarse el artículo 155 de la Constitución Española.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído