LAS COSAS DEL GOBIERNO SÁNCHEZ Y LOS INDEPENDENTISTAS CATALANES

La Generalitat de Cataluña recoloca con sueldazos a 90 altos cargos destituidos por ‘golpistas’ con el 155

El fanático Torra los coloca en cargos con responsabilidades similares o mejores a los que tenían antes del intento de golpe

La Generalitat de Cataluña recoloca con sueldazos a 90 altos cargos destituidos por 'golpistas' con el 155
Torra y Sánchez RS

Hace algo más de un mes, apenas consumada la entrada de Pedro Sánchez en La Moncloa, la líder de Ciudadanos en Cataluña afirmó rotunda que los partidos independentistas estaban «salivando políticamente» ante el Gobierno socialista, al que calificó de débil, «sin proyecto de futuro para España y maniatado».

En el PSOE se pusieron como panteras y los medios afines, esos que siempre aplauden cualquier cosa que perjudique a España, se lanzaron a degüello contra ella, pero da la impresión de que Inés Arrimadas tenía toda la razón (El fanático Torra se ríe del socialista Sánchez: «No renuncio a ninguna opción para alcanzar la independencia»).

Se mire como se mire y cualquier criterio que se aplique, es incontestable que la ‘factura‘ que está obligado a pagar el ‘okupaSánchez, por el apoyo que proetarras, independentistas y otros periféricos le dieron para sacar adelante la moción de censura contra Mariano Rajoy, da alas al fanático Quim Torra y sus colegas.

Noventa altos cargos, exdiputados y personal eventual del Govern cesados con el 155, por su connivencia con la intentona golpista, han sido recolocados en la Administración pública catalana.

Representan un tercio de los despedidos durante la intervención de la Generalitat por parte del Gobierno central y son en su mayoría personas vinculadas a los partidos independentistas de la coalición en el poder.

La mayoría, muchos de ellos por su indudable connivencia con el intento de golpe separatista, ha recuperado el mismo lugar de trabajo u ocupaciones parecidas, aunque hay varios casos en los que los ‘afortunados‘ has ascendido, como reseña
Cristian Segura en ‘El País‘ este 15 de agosto de 2018.

Los casos más relevantes son los de los exconsejeros de Cultura y de Agricultura, Lluís Puig y Meritxell Serret, que han sido nombrados, respectivamente, director del Programa para el Desarrollo de Proyectos Culturales de Ámbito Internacional y delegada del Govern ante la Unión Europea.

Puig y Serret huyeron a Bélgica en octubre del año pasado, con el golpista Puigdemont, para evitar su procesamiento en España.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído